La asamblea de otoño de obispos de Francia comienza hoy en su sede habitual del santuario de Lourdes, en el sur del país, ocasión en la cual los participantes escucharán los testimonios de ocho víctimas de abuso sexual.
 
De acuerdo con los detalles divulgados por la prensa local, los 118 obispos del país estarán reunidos en ese sitio hasta el 8 de noviembre, en su tradicional encuentro plenario.

Esta vez la cita estará marcada por el tema de los abusos sexuales cometidos por integrantes del clero de la Iglesia católica, tras los varios escándalos destapados en numerosos países en los últimos años.

"El clima ha cambiado considerablemente este verano", aceptó el secretario general de la Conferencia de obispos de Francia, Ribadeau-Dumas.

Este sábado, la agenda prevé un encuentro entre los prelados y ocho víctimas de abusos sexuales, con el objetivo de dialogar e intercambiar acerca de lo sucedido.

De esta forma, las autoridades católicas galas intentan mostrar su voluntad de trabajar junto a las víctimas, y de que no permanecen ajenas a las polémicas revelaciones, según las fuentes citadas.