En el cementerio Milagro de Dios, ubicado en el Distrito V de Managua desde las primeras horas de la mañana se observa a niños, jóvenes, hombres, mujeres y adultos mayores que han llegado a visitar, limpiar y enflorar la tumba de su ser querido este 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos.

Con arreglos florales en sus manos, machetes y baldes con agua entraban a este camposanto los primeros visitantes.

Asimismo, hay quienes buscan la oportunidad este día de obtener un ingreso y ofrecen el servicio de limpieza a los deudos y también una diversidad de flores y arreglos de las mismas.

Igualmente, en este cementerio se cuenta con la presencia policial para resguardar y brindar seguridad a los asistentes.

“Yo vengo cada vez que puedo y si estoy sano, porque padezco de diabetes, porque normalmente la gente viene solo este día. Es bueno recordar a los seres que ya no están con uno”, dijo don Nelson.

Igualmente, Augusto César expresó que generalmente llega los 1 y 2 de noviembre, “es lo menos que uno debe olvidar, visitar a su madre”, indicó.
 
“Todos los años venimos para arreglarle y también cuando se puede siempre viene un familiar, ya que no es solo este día, cuando tenemos días libre venimos a limpiar y estamos pendientes de la tumba”, agregó.

cementerio
 
Policía resguarda el orden y seguridad

Igualmente, en este cementerio se cuenta con presencia policial para resguardar y brindar seguridad a los asistentes.

El Comisionado Mayor Mario Aguilar, jefe de la delegación policial del Distrito V, expresó que para este día se creó un plan especial en el cementerio Milagro de Dios para antes, durante y después de las visitas de las familias.

Se cuenta con aproximadamente 80 fuerzas policiales de las diferentes estructuras que están garantizando la regulación operativa para que haya una circulación normal de las personas al ingresar al Cementerio. 

Aguilar mencionó que también hay vigilancia a pie en la parte interna y externa, y motorizada en los alrededores del camposanto.

La vigilancia persigue "el único objetivo de que no haya ningún incidente a los que visitan nuestro cementerio y se sientan seguros de que la Policía Nacional les está dando la seguridad en todo lo que es la parte interna y externa del cementerio", indicó Aguilar.

En este cementerio hay presencia policial desde las 4 de la mañana hasta las 8 de la noche, cuidando que no quede ningún ciudadano dentro en las horas que el cementerio esté cerrado.
 
Puesto médico

Este camposanto también contó con la participación de personal médico del Centro de Salud Carlos Rugama para atender cualquier emergencia que se presente, como una restitución a los derechos de los nicaragüenses que les brinda el Buen Gobierno.

El doctor Lester López, director del Centro de Salud, expresó que la atención consiste en toma de presión arterial y glicemia, consultas generales y si es necesario un traslado también se hace.

“El objetivo es acercar la salud a nuestro pueblo, porque recordemos que hoy la mayoría de nuestra población acude a visitar a sus fallecidos y ellos pasan prácticamente todo el día en el cementerio, entonces es algo importante tener un puesto médico para que cualquier eventualidad nosotros dar la atención correspondiente”, dijo López.

El personal médico está compuesto por doctores y la enfermería estará en este cementerio todo el día. 

cementerio

Varias opciones en flores

Asimismo, hay quienes buscan la oportunidad este día de obtener un ingreso y ofrecen el servicio de limpieza a los deudos y también una diversidad de flores y arreglos de las mismas.

Los vendedores de flores tienen una diversidad de flores, ya sea naturales o artificiales, como rosas, crisantemos, mil flores, girasoles, disciplinas, entre otras. Además ofrecen arreglos que van desde ramos o moños de rosas y flores, coronas, cruces y canastitas, que son las más clásicas.

"Las expectativas son buenas, está entrando bastante gente y esperamos en Dios que vamos a vender", dijo la comerciante Esperanza Morales.

Los deudos que no llevaban de sus casas flores pudieron comprar a precios módicos, que van desde 20 córdobas, tal es el caso de don Levy Ruiz que llegó a enflorar a su mamá, una tía y abuelos.

"Los precios están accesibles, parecidos al año pasado y todos los años vengo", indicó.

Diversidad gastronómica 

El 2 de noviembre es una oportunidad para dinamizar la economía familiar de los negocios de comida que llegan a este camposanto, los que no pagan ningún impuesto por hacer sus ventas.

Aquí varios protagonistas ofertaron una diversidad de comidas desde nacatamales, asados, vigorón, cerdo con yuca, choripapas, hot dogs, enchiladas, tacos, pollo frito, así como bebidas gaseosas, refrescos y agua.

Doña Yuri Isabel Ramírez ofrecía asados de res y cerdo, y nacatamales a 60 y 40 córdobas respectivamente.

"El asado viene con gallopinto, ensalada y sus tajadas o tortilla y los nacatamales con su pan y café. Yo espero que la venta sea fabulosa, pues es lo que uno espera que se venda bastante", expresó.

En este cementerio también se hicieron presentes los mariachis ofreciendo su música para quienes quisieron recordar a su difunto con el ritmo sonoro y característico de las cuerdas y trompetas.

cementerio

cementerio

cementerio

cementerio

cementerio

 

cementerio