Este 31 de octubre se celebró el 39 aniversario del Ministerio de Gobernación (Migob) y tras concluir el acto central, la Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, se dirigió a las familias nicaragüenses expresando que en esta Nicaragua de todos, siempre llena de fe, fortaleza, esperanza, se tiene el privilegio de conmemorar todos los días fechas memorables e historias de la épica revolucionaria de nuestro pueblo.

“Historia, memoria, gloria, a todos los hermanos y hermanas que en el camino han dado su vida para que tengamos paz, patria, patria digna, patria soberana y tengamos ese porvenir de esperanza y de fe cristiana, hermandad cristiana, que todos queremos”, dijo la Vicepresidenta de Nicaragua.

Mencionó que se cierra el mes de octubre, mes de fechas memorables y ya mañana es Día de todos los Santos y los nicaragüenses nos preparamos para el 2 de noviembre, que es “cuando vamos como parte de nuestra tradición, de nuestra cultura a los camposantos, a visitar a nuestros seres queridos que están en otro plano de vida, los visitamos, les cantamos y sentimos, les rezamos, y sentimos, los sentimos más cerca, en ese día”.

La Compañera Rosario Murillo expresó que cada día que pasa le damos gracias a Dios por esta Nicaragua que fortalece la paz, seguridad, trabajo y rutas de prosperidad.

Agregó que vamos avanzando y “cuando vemos un poco hacia atrás, no es bueno ver hacia atrás, pero bueno, en estos tiempos nos toca ver para aprender, para seguir aprendiendo”.

La vicepresidenta señaló que hemos vivido un año muy difícil, complejo y complicado, que nos ha puesto a prueba a todos (los nicaragüenses).

“Nos han enriquecido el alma”

“Y hemos aprendido, decíamos tanto, a valorar todo lo que tenemos y a fortalecer nuestros valores, nuestra fe, porque queremos una Nicaragua cristiana, queremos una Nicaragua fraternal, queremos una Nicaragua de familia, queremos una Nicaragua segura, queremos una Nicaragua donde las instituciones, como decía nuestro Comandante Daniel, se fortalezcan día a día en el servicio a nuestro pueblo. Un servicio que nos honra, que nos hace sentirnos orgullosos”, manifestó la Compañera Rosario.

Señaló que ese orgullo de nuestro país crece cada día, “porque sabemos que somos un país pequeño, somos un país que veníamos muy bien económicamente y nos han empobrecido, nos lanzaron para atrás, pero el alma no la empobrecieron, al contrario, nos han enriquecido el alma, porque hemos aprendido, decíamos, a valorar lo que somos, este pueblo aguerrido, heroico, valiente, lleno de fuerza y de fortaleza espiritual y moral, lleno de historia”.

La Vicepresidenta destacó que a lo largo de estos meses hemos aprendido a querernos más como familias nicaragüenses, a encontrarnos y a reunirnos.

“Estoy segura que los tiempos que vienen, no solo son tiempos mejores, sino tiempos de victorias, así lo expone Dios y así con esa fe trabajamos para que habitemos esos tiempos mejores desde los valores culturales, esos valores de familia y de comunidad que nos enaltecen a los nicaragüenses”, aseveró.

Asimismo, refirió que mañana primero de noviembre, comienza un mes más y se acercan los festejos de La Gritería, las Purísimas y la Navidad, “siempre estamos llenos de festejos”, expresó.

Y en ese sentido manifestó: “y le damos gracias a Dios por la alegría de vivir tranquilos, de vivir en paz y de haber recuperado ese sentido de pueblo, de cariño, de familia que nos impulsa hacia adelante, como decíamos, dándole gracias a Dios todos los días e implorando, implorando que aquellos corazones que todavía no encuentran su paz interior sanen y vean que este pueblo y esta Nicaragua lo único que quiere es trabajar y prosperar, y lo lograremos, estamos seguros”.