El documento denominado "Estrategia para salvar la democracia en Nicaragua" encontrado en una vivienda donde se escondía Cristian Josué Mendoza, alias Viper, antes de ser capturado por la policía, tiene membretado el nombre del director del IEEPP Félix Maradiaga Blandón.

Este miércoles continuó el juicio contra Viper y sus compinches, y el Ministerio Público sigue presentando las pruebas recolectadas por los investigadores, entre ellas dos fusiles Ak47, innumerables colillas y cajetillas de cigarros y el citado documento que tiene en su encabezado la palabras "Félix MB".

En este documento contiene una serie de pasos, acciones y orientaciones que los delincuentes contratados por Maradiaga ejecutan con el objetivo de crear inestabilidad en el país con la finalidad de derrocar al gobierno legítimo de Nicaragua.

juicio

La testifical pericial destaca que las armas encontradas fueron proporcionadas por la estructura criminal que lideraba Viper, contratado por Maradiaga.

Director de Hagamos Democracia también financiaba a delincuentes

La investigación inicial era para establecer la vinculación de Viper, Emmanuel Largaespada y Alejandro Pérez Aráuz en el asesinato del estudiante Keller Steven Pérez Duarte, cuyo cuerpo fue encontrado en la Cuesta El Plomo.

La investigación arrojó que Keller fue asesinado por la vía del ahorcamiento con un cable eléctrico duplex color blanco que fue presentado como evidencia. Al momento del allanamiento en la vivienda de Ciudad Sandino, propiedad de un norteamericano identificado como Carlos Camacho, se encontraron los fusiles, el cable, y el documento con el título "Estrategia para salvar la democracia en Nicaragua".

juicio

Además de este documento, la fiscalía presentó los vídeos donde aparece la junta directiva del IEEPP reunidos con el narcotraficante Julio César Paz Varela, "El Rey de la Droga Sintética", quién estuvo en Nicaragua como director de la Fundación Soy Humano, un supuesto organismo dedicado a la rehabilitación de jóvenes drogadictos, pero su verdadero objetivo era establecerse en el país para distribuir su droga.

Paz Varela firmó con Maradiaga un convenio en el 2011 para realizar supuestos diplomados y para la captación de fondos. Paz Varela huyó del país meses después del asesinato del cantante argentino Facundo Cabral y la captura del narcotraficante Henry Fariña, manteniendo el contacto con el director del IEEPP.

El detective identificado como Código Cinco, brindó una amplia explicación de sus hallazgos y cómo estaba integrada, entre estos Maradiaga y Luciano García como parte de los líderes intelectuales. También como parte de esta estructura se encuentra el delincuente Jean Carlos López, supuesto líder estudiantil que huyó a Miami, Estados Unidos.

El detective dijo que la investigación continúa para determinar a otros involucrados. Maradiaga y Luciano, al verse descubiertos, optaron por huir del país.

La superestructura criminal de Maradiaga, Luciano y compañía

Esta estructura criminal comenzó a ser gestada en el 2011 cuando Maradiaga entra en  contacto con el narcotraficante Paz Varela, quien por medio de su fundación Soy Humano trajo al país a otros delincuentes colombianos que se encargaron de entrenar las estructuras de jóvenes, a quienes capacitan sobre el tema de manejo de redes sociales, actos de violencia y crisis artificiales.

La estructura era liderada por Maradiaga, Luciano y otras personas que están siendo investigadas y posteriormente serán acusadas. Arriba de estos estaba Paz Varela y otro narcotraficante identificado como El Mexicano. En el tercer nivel estaba Jean Carlos López y Pio Arellano quienes se encargaban de recibir los fondos que proporcionaban Maradiaga y Luciano, este último llegó en tres ocasiones a la UPOLI a dejar cuantiosas sumas de dinero.

Debajo de éstos, Jean Carlos y Pio Arellano, estaba Viper que era el líder de al menos 8 grupos delincuenciales como la pandilla Los Payasos, la de R7, la pandilla de Tiffer, la pandilla del 8 de Marzo y otras.

Paz Varela fue asesinado en Colombia hace un par de años en un enfrentamiento contra otro cartel de droga.

juicio

juicio

Cruel tortura y asesinato contra Keller

En el transcurso de la jornada, declararon 12 testigos entre peritos especializados en escena del crimen, inspección ocular, balística, detección de huellas, bioquímicos y el presidente de la cooperativa de transporte público “Omar Baca”, Danilo Sánchez, que certificó la destrucción y quema de dos unidades de la ruta 104, pérdidas que rondan los 100 mil dólares. El día del secuestro de estos buses, el conductor de la ruta 104 código 18 logró reconocer a Alejandro Arauz Cáceres alias R7, como uno de los delincuentes que secuestró la unidad.

La suboficial  María José López, especialista en inspección ocular, realizó junto al testigo Douglas Castillo, la reconstrucción de la escena del crimen y señaló que Viper además de golpear a Keller, ordenó a Arauz y a Enmanuel Largaespada que mataran al joven por tener sospechas de que estaba infiltrado.

Arauz y Largaespada utilizaron el cable dúplex blanco para ahorcarlo de manera atroz, pues cada uno jalaba de cada punta hasta que Keller falleció. Luego montaron el cuerpo del joven en un vehículo y lo fueron a tirar a la Cuesta El Plomo donde lo rociaron de gasolina para prenderle fuego.

En los análisis forenses a Keller se encontraron en sus uñas rastros de piel de sus victimarios, también al lado del cuerpo ya incinerado se encontró una cajetilla de cigarrillos usada que tenia los huellas del Viper. El juicio será reanudado este jueves y se espera la declaración de Viper que fue ofrecido por su propio abogado como testigo.

viper

viper

viper

juicio

juicio

juicio

juicio

viper

viper