La Jueza del Decimotercer Distrito Penal de Juicio, impuso 90 años de cárcel a Carlos Alberto Bonilla López (alías “El Conejo”), tras ser encontrado culpable de los delitos de asesinato agravado contra el agente policial Hilton Rafael Manzanares y asesinato frustrado contra otros cuatro policías.

Por el delito de asesinato agravado, Bonilla fue sentenciado a 30 años y 15 años por el delito de asesinato frustrado por cada uno de los 4 agentes policiales que resultaron lesionados por los disparos que el acusado hizo la noche del 19 de abril, cuando participó en disturbios provocados por delincuentes contratados por el director del IEEPP, Félix Maradiaga, en el sector de la Universidad Politécnica de Managua.

Si bien Bonilla fue condenado a 90 años, solamente cumplirá los 30 años que establece el Código Penal como condena máxima.

Bonilla fue encontrado culpable del asesinato del capitán Hilton Manzanares y también del asesinato frustrado en contra de 4 agentes policiales que sufrieron lesiones a consecuencia de los disparos realizados por Bonilla.

La judicial determinó la culpabilidad del procesado, porque los actos investigativos y la declaratoria de los agentes policiales, que acompañaban a Manzanares López al momento en que intentaban restablecer el orden público, fueron determinantes para esclarecer el caso.

La muerte de Manzanares ocurrió la noche del 19 de abril pasado, en el sector de la colonia Miguel Gutiérrez.

Esa noche un grupo de personas cometían actos de violencia contra las familias de los barrios Laureano Mairena, colonia Rafaela Herrera, Villa Rubén Darío y otros aledaños a la Universidad Politécnica de Nicaragua.

Manzanares llegó junto a otros diez oficiales antimotines a la zona a eso de las 7:30 de la noche, a restablecer el orden cuando Bonilla participaba de los disturbios y realizaba disparos contra los agentes.