Autoridades del Gobierno municipal de Tipitapa recorren los barrios afectados por las lluvias de las últimas 48 horas registradas a nivel nacional y reportan anegación de viviendas, la obstrucción de las calles y el paso peatonal debido a las fuertes corrientes.

En los caserios Nuevo Horizonte y Ebenezer, en el sector de la comunidad San Juan de la Plywood al momento se reportan 300 viviendas afectadas. El compañero César Vásquez, alcalde de Tipitata constató las condiciones de las familias y de inmediato se les brindará atención.

"Las aguas que bajan de las plantaciones de arroz son las que afectan mayormente a estas comunidades, tomando en cuenta que este es un sector bajo. Estamos haciendo un recorrido para evaluar la situación, no podemos arriesgar la vida de las familias, por ello estamos al frente del bienestar de las familias", expresó.

Al recorrido se sumó la compañera Xóchitl Cortez, Codirectora del Ineter y el vice alcalde de Managua Enrique Armas, quienes se sumaron al trabajo de evaluación de las afectaciones en dicho municipio, severamente afectado por las lluvias.  

Las alcaldías del país estamos respaldándonos y solidarizándonos con las familias afectadas, brindando esa ayuda a los hermanos de Tipitapa. Es impactante ver las afectaciones en este sector producto del nivel que ha alcanzado el agua, vemos las calles convertidas en ríos y eso afecta a las familias. Acá estamos cumpliendo con las orientaciones de nuestro gobierno, a quienes brindaremos un informe para tomarse las medidas necesarias”, refirió Armas.

Vemos los daños producto de inundaciones, hacemos énfasis en la protección de la vida, de las familias, las mujeres embarazadas, las personas más vulnerables. Traemos ese acompañamiento solidario con colchonetas, frazadas, alimentos y todo lo que se requiere para atender a las familias mientras cesa esta situación”, dijo Cortez.

Hasta el momento se han habilitado dos refugios en la comunidad de San Juan de la Plywood, donde se registran las mayores afectaciones, iniciativa que es aplaudida por las familias afectadas.

La casa se nos ha llenado completamente de agua y eso nos preocupa porque se nos han dañado los enseres, estamos sin ropa, sin cama, pero lo más importante es que todos estamos vivos, ya el alcalde habilitó un albergue aquí cerca y hemos decidido trasladar a los niños como una medida de seguridad, me parece bien que el Gobierno esté pendiente de nosotros”, expresó Santiago Huembes.

Estamos viviendo un momento difícil porque vemos nuestras casas prácticamente destruidas, no podemos ni cocinar porque adentro hay mucha agua, confiamos en Dios que la situación va a mejorar y sabemos que el Gobierno no nos va a desamparar porque desde que empezó la lluvia los comités vinieron a vernos y sabemos que la respuesta va a llegar”, subrayó Dominga Díaz.