El alcalde de Tipitapa, César Vásquez y el compañero Guillermo González del Sinapred, visitaron a las familias del barrio Cristo Rey y del Anexo Manchester, que han sido albergadas en dos iglesias evangélicas, producto de la crecida de los cauces.

En todo el municipio, 311 familias se han visto afectadas en distintos barrios.

Desde la una de la madrugada la población que habita en Cristo Rey y Manchester está siendo evacuada para resguardar sus vidas, siendo hasta el momento 40 familias las evacuadas.

Estos barrios son de la zona baja y están rodeados por cauces que producto de las fuertes precipitaciones han rebasado su nivel.

Niños, adultos mayores y embarazadas, están a salvo en los albergues temporales desde donde las autoridades han provisto de colchonetas, sábanas y alimentos.

"Los compañeros del Comupred, líderes de barrio y de las brigadas comunitarias se prestaron rápidamente para atender a la población trasladando a las familias más vulnerables y se ha seguido en esa labor hasta el momento", explicó el doctor Guillermo González.

Por su parte, el alcalde de Tipitapa enfatizó el compromiso solidario del Gobierno municipal de servir a toda la población que lo necesite.

"Estamos a la par de nuestro pueblo en el casco urbano y rural. Estamos monitoreando trabajando de la mano con la Policía y las brigadas que se han activado en Manchester, Ciudadela, Cristo Rey y en Loma Verde, que estuvimos evacuando el agua con bombas", explicó.

Resaltó que con los ejercicios multiamenazas las familias han aprendido a reconocer las zonas de seguridad.

Sin embargo, hay algunas familias que aún insisten en quedarse en sus hogares arriesgando su vida y la de su familia.

La señora Zayda López, es una de las familias albergadas. Ella junto a seis personas más dejaron todo para salvar sus vidas.

"Ayer desde que comenzó a caer la lluvia se nos llenó la casa y no sabíamos qué hacer porque tenemos una embarazada. El agua nos llegaba hasta la rodilla y se metió a los cuartos y la cocina", relató.

Sobre la pronta evacuación dijo: "Ellos llegaron a sacarnos de donde estábamos y me siento bien acá porque ya el cauce lo teníamos cerca".

Heyling Coronado, comentó: "Se llenaron los tres cauces y el agua nos tapaba por eso tuvimos que salir apoyados por el gobierno que nos trajo. Las autoridades nos han orientado que nos quedemos por lo menos tres días mientras pasa el agua".

Otra madre de familia afectada por la lluvia es María Ríos, quien contó que desde anoche no han dormido sacando agua de sus casas.

"Anoche llegaron a evacuar a las nueve de la noche después a las once, a la una y al mediodía porque hay familias que aún no quieren salir por miedo a perder sus cosas pero la vida es lo primero", señaló.

"Nadie espera esto, son cosas de Dios. Ahorita con ayuda del gobierno nos sentimos bien. Una parte vino anoche y otra está viniendo porque teníamos miedo de perder nuestras cosas, pero la verdad está eso feo, no se puede vivir ahí ahorita", comentó Álvaro José Madrigal.

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias