La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, anunció que este sábado miles de nicaragüenses caminarán y alzarán sus voces por la paz, el trabajo y la justicia.

“Hermanos, hermanas nos estamos llamando a caminar por la Paz mañana sábado, a reunirnos como cada sábado, a reunirnos con Daniel para manifestarnos juntos en multitud de voces y una sola voz en todo el país por la paz, por la paz y el encuentro en nuestra Nicaragua, por el trabajo y la paz, por la justicia, el trabajo y la paz, y por toda esa cultura de reconciliación y paz”, expresó.

La Paz la “tenemos que seguir promoviendo por muy difícil que sea, tenemos que seguir promoviendo como parte de nuestra fe, nuestras creencias, nuestra esencia cristiana”, aseguró la compañera Rosario.

La compañera dio lectura a un extracto bíblico que se refiere a la paz y al amor al prójimo y a Dios.

“Cristo Jesús puso su vida por nosotros y también nosotros debemos poner nuestra vida por los hermanos”, resaltó la vicepresidenta.

“El amor a Dios sobre todas las cosas y el amor entre nosotros, amarnos los unos a los otros, ese es el mandato y qué difícil resulta cumplirlo y cumplirlo todos los días y borrar de nuestros corazones los sentimientos que no son buenos”, valoró.

“Qué difícil resulta entender, aprender, interiorizar esta lección de vida, porque a veces, o muchas veces, nos encerramos en los sentimientos menos buenos, los sentimientos que no son elevados. Nos empeñamos y queremos seguir negándonos al amor a nosotros mismos y a los demás”, añadió.

Por esa razón, dijo que en esta nuestra Nicaragua nos llamamos y nos estamos llamando todos los días al amor, al amor a Nicaragua, al amor a la patria, al amor entre hermanos, al encuentro, a la reconciliación, a sanar en familia, desde la familia, sanar corazones que es la ruta de la paz, sanar corazones que es el camino de la paz.

“Y así precisamente nos lo recordaba hace algunos días el secretario para las relaciones con los estados Paul Richard Gallagher, del Vaticano. Dice que para alcanzar la paz es necesaria una conversión de los corazones, reconociendo al otro como hermano o hermana. Las palabras fueron dichas por Monseñor Gallagher durante la cumbre de paz dedicada a Nelson Mandela, este 24 de septiembre en las Naciones Unidas”, comentó la compañera.

“Nos llamamos a sanar corazones, a trabajar desde la familia, desde la comunidad, para hacer efectiva la paz, para construir la paz, a sanar corazones, hacer las paces con tu adversario, a trabajar con tu adversario, y entonces él se convierte en tu compañero, dijo Monseñor Gallagher en las Naciones Unidas”, indicó la Vicepresidenta.

“Cuánta sabiduría en estas palabras y cuánto tenemos que aprender de estas palabras. Hacer la paz, hacer la paz es encontrarnos, es reunirnos y es convertirnos en acompañantes y compañeros. Trabajar para eso, limpiar, sanar nuestros corazones, reconciliarnos, encontrarnos y creer, creer en Dios, creer en Jesucristo todopoderoso, creer en el amor, ser sabio, ser mejores cada día, creer en nosotros mismos como hijos de Dios y como familias nicaragüenses, e ir adelante, más allá de todas las tentaciones”, consideró la compañera Rosario sobre las declaraciones del alto cargo del Vaticano.

“En estos tiempos, ver y oír con un corazón dispuesto a comprender, a entender, pero sobre todo a construir. Nos llama el amor, nos llama Cristo Jesús, nos llama nuestra fe, alienta nuestra esperanza el que podamos escuchar, sentir y hacer el bien. Hacer el bien y cada día, crecer en conciencia de familia, de comunidad, de gran familia nicaragüense, pasar páginas trágicas, dolorosas, paginas duras, pasar la página sin abandonar la exigencia de justicia que tantos nicaragüenses tenemos”, concluyó la Vicepresidenta.