El Gobierno de Nicaragua a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), firmó el contrato con las empresas ganadoras de la licitación para la construcción y mejoramiento de la carretera Muy Muy-Matiguás-Río Blanco, como son las constructoras Santa Fe y MACRO S.A. 

Esta obra consiste en la construcción de una carretera de 56.5 kilómetros de longitud, los que fueron divididos en tres tramos a ser trabajados simultáneamente: Los tramos 1 y 2 estarán a cargo de la empresa Santa Fe y el tramo 3 en manos de MACRO S.A. 

El proyecto será ejecutado con concreto hidráulico de 18 cm de espesor, garantizando una durabilidad de 20 a 30 años como mínimo. La carretera tendrá 2 carriles de 3.50 metros de ancho y hombros de un metro a cada lado. Incluye obras de mitigación ambiental, señalización vial vertical y horizontal, así como la intervención de 6 puentes: Matiguás, Bull Bull, río Saiz, río Pawas, La Ponzoña y se construirá completamente el puente Río Blanco.

El General en retiro Oscar Mojica, ministro del MTI, expresó que esta carretera tiene un peso muy importante para el desarrollo económico nacional, dado que vincula el Caribe Norte con el Centro y Pacífico del país, teniendo un  peso muy importante para estas grandes regiones productivas.

Impulsará actividad económica

De esta manera se impulsará el crecimiento de la actividad económica y la producción, dado que en estas zonas se produce ganado, leche, granos básicos, cacao, café y otros productos.

Con esta carretera los productores de la subregión Muy Muy-Matiguás-Río Blanco y todos los usuarios que vienen del Caribe Norte y Centro del país, van a reducir sus costos de operación vehicular, el tiempo de viaje de los usuarios, van a contar con una vía de comunicación de óptima calidad, lo que nos va a permitir una mejor vinculación con las poblaciones aledañas dinamizando a los productores y economías locales”, dijo el Ministro del MTI.

Esta carretera beneficiará a unos 250 mil usuarios de la zona de estos municipios, así como de Mulukukú y Siuna.

El contrato trabajado lo denominan Fast track, e incluye la realización de los estudios, los diseños y la construcción de la obra.

Su impacto va a ser considerable y estamos trabajando con dos empresas que están caracterizadas en el mercado nacional, dos empresas que han tenido muy buenos resultados en la ejecución de los proyectos que les han sido adjudicados porque han resultado ganadoras en licitaciones anteriores”, aseveró Mojica.

El ingeniero Francisco Javier Gurdián, apoderado generalísimo de la constructora Santa Fe, expresó que estarán muy comprometidos con el país y con los proyectos que están ejecutando.

Por su parte, el ingeniero Ángel Navas, apoderado generalísimo de MACRO S.A., dio las gracias por la oportunidad de estar participando por el bien de la infraestructura de las carreteras del país y siempre con el compromiso de seguir trabajando con el Gobierno.

La inversión de la obra es de 57.7 millones de dólares y se estima esté concluida en dos años.