Durante el acto de conmemoración del 62 aniversario de la gesta heroica del poeta Rigoberto López Pérez, la compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua destacó que hoy al igual que hace más de seis décadas, el pueblo nicaragüense condena al somocismo, que pretendió nuevamente irrumpir en la tranquilidad de las familias causando daño y destrucción.

“Cuando nuestro comandante Daniel explica que nuestro pueblo condena como cultura somocista, cultura de muerte, destrucción, tortura, secuestro y desaparición, estamos hablando de algo que había quedado en el pasado y de repente resucitó en algunas migajas que andan por ahí creyendo que el somocismo puede retornar a Nicaragua”, dijo.

“El somocismo está muerto y aquellos fantasmas que pretenden levantarse de la tumba, somocistas verdaderos que pretendieron destruir a Nicaragua y al pueblo nicaragüense que secuestraron al pueblo y que convirtieron a esta Nicaragua libre en un campo de concentración, no pasarán, no pudieron, ni podrán”, expresó.

La compañera reafirmó que el somocismo en el país está muerto, y con la fuerza, la energía victoriosa del pueblo nicaragüense, se logrará enterrarlo nuevamente, porque Nicaragua quiere la paz y hoy quienes promueven el odio y la destrucción serán parte de esa historia enterrada por el pueblo.

“En Nicaragua triunfó la Revolución Popular Sandinista en julio de 1979 y vamos hacia el 40 aniversario, en Nicaragua se celebra y nos celebramos en victorias de fe, esperanza, confianza, un pueblo cristiano, sabio, amoroso, generoso, solidario. El somocismo está muerto y aquellos que pretenden revivirlo van a asistir a su propio funeral como cultura y no hablamos de muerte física, sino de una cultura que ha pretendido relanzarse desde unas cuantas migajas”, señaló.

“Todos aquellos que quieren alzar una cultura muerta y enterrada por un triunfo revolucionario en Nicaragua, serán arrastrados por la historia, la historia no los va a perdonar, están al lado equivocado. La historia de este país es de valentía, de dignidad, aquí no se rinde nadie, no agachamos la cabeza, no somos cobardes, no nos amedrentan con sus amenazas o mentiras, no bajamos la mirada, ni la cabeza, somos un pueblo libre, valiente, heredero de Darío y Sandino”, manifestó.

El pueblo es la garantía de la Revolución

La vicepresidenta además se refirió a la revolución protagonizada por el pueblo, que está llena de gloria, amor genuino en el sentido del cristianismo más profundo, que ha luchado y seguirá luchando para salir de la pobreza.

“Tenemos todas las condiciones para seguir victoriosos, librando las batallas, tenemos el corazón bueno de nuestro pueblo, la fe, misma que es una inmensa fortaleza, tenemos el espíritu formidable de nuestro pueblo y tenemos la capacidad invicta, laboriosa del pueblo nicaragüense que sabe luchar y vencer todos los días”, dijo.

“Aquí no pueden seguir jugando con este pueblo, no pueden seguir jugando con aterrorizar a un pueblo que quiere trabajar, nuestro pueblo tiene derecho a trabajar y nuestro gobierno va a garantizar ese derecho, no pueden atentar en contra del derecho del pueblo a salir adelante, a procurar una vida de bienestar con la dignidad que nos caracteriza”, señaló.

La derrota del golpismo a manos de la valentía del pueblo

La compañera Rosario afirmó que el golpismo criminal no pudo, ni podrá, no pasarán, porque está la fuerza del pueblo y de un gobierno cristiano, socialista y solidario que defiende al pueblo que se identifica con quien le defiende y protagoniza la defensa y las victorias, por ello instó a los desestabilizadores a desistir de sus oscuras pretensiones.

“No se equivoquen, no sigan apostando por la cultura somocista de muerte y destrucción, sumémonos todos a la reconstrucción de lo que ustedes mismos destruyeron en Nicaragua, ¿de qué se quejan, cuando hablan de destrucción? Si la destruyeron ellos, esas migajas que son insignificantes en términos de cantidad, destruyeron la economía y ahora se quejan”, refirió.

¿Cómo es posible que redacten informes mentirosos, cuando ellos destruyeron la economía? Son 199 (muertos), que paguen por sus crímenes, ellos los mataron; destruyeron la economía, que paguen por ese crimen y que hagan mérito como nicaragüenses, piensen como nicaragüenses, hay quienes piensan como ciudadanos de otros países, tienen mentalidad y sentimientos de extranjeros, no tienen compasión por este pueblo humilde y trabajador, se suman a quienes desde otros países pretenden aplacar la energía victoriosa de los nicaragüenses”, externó.

La vicepresidenta , compañera Rosario recordó que los nicaragüenses cuentan con una profunda energía espiritual, la energía de un pueblo de Dios, un pueblo cristiano, creyente, devoto, pueblo de Dios. Asimismo, hizo un llamado a los causantes de daño y destrucción a sumarse al esfuerzo de reconstrucción del país.

“No podrán con nuestra energía victoriosa, aquí tenemos un solo camino, hagamos patria todos juntos, unámonos para reconstruir lo que ustedes destruyeron, hagan mérito para volver a ser nicaragüenses por gracia de Dios y no destructores, devolvamos al pueblo nicaragüense lo que le arrebataron, la tranquilidad, la paz y el derecho al trabajo”.

La unión de esfuerzos permitirá la reconstrucción del país

La vicemandataria condenó las amenazas en contra del pueblo, que solo quiere vivir, trabajar y prosperar en paz; además destacó que el diálogo permanente debe ser entre las familias y las comunidades.

“Seguimos construyendo, edificando paz y reconciliación todos los días, pero no como con manteles largos, ni con mediaciones irrespetuosas que pretendieron humillar al pueblo nicaragüense; queremos reconciliación y diálogo de prójimos, entre las familias nicaragüenses. No creemos en las mesas largas y ceremonia, fueron ceremonias que pretendieron humillar, pero nosotros no somos un pueblo humillado, somos un pueblo valiente, digno y libre y hemos conquistado nuestra libertad con sangre, pero no queremos más sangre en nuestro país, esa libertad conquistada la atesoramos y cuidamos”, expresó.

“Aquí no se rinde nadie, aquí no se humilla a nadie, el diálogo es de pueblo, entre el pueblo, la familia y con todos aquellos que de buena fe y buen corazón y sin agendas políticas destructivas y golpistas quieran acompañar el diálogo. La mediación está entre la misma familia que está buscando como entender y sanar heridas, aquí no puede haber mediación con agendas políticas golpistas interesadas, que pretendieron humillar al pueblo y a sus gobernantes legítimamente electos”, destacó.

Además, señaló que los plazos constitucionales se respetan y las elecciones no se adelantan ni un día, ni una hora, y se realizarán hasta el 2021, por ello instó a dar la batalla de manera cívica en las urnas electorales.

“Prepárense, gánennos, a ver si pueden, a ver si el pueblo después de todo este episodio de destrucción, crimen y tortura les va a dar el voto, pero prepárense en el campo constitucional todo es legítimo, en el campo de la violencia la destrucción y la muerte, nada cuenta y nada vale porque la justicia los perseguirá. Esta Nicaragua digna, libre, orgullosa, porque sentimos orgullo de ser nicaragüenses por gracia de Dios y por la gracia de Dios esta Nicaragua va adelante, enfrentando toda la batalla y los retos y desafíos, con el corazón lleno de fuerzas, valentía y amor”, expresó.

“Aquí no se rinde nadie, aquí vamos adelante con nuestra fuerza, capacidad, empeño, sensibilidad, solidaridad, inteligencia y vamos adelante porque podemos y porque Dios quiere que en Nicaragua viva en paz y que prosperemos trabajando juntos. La invitación es a hacer patria, a vivir y pensar como nicaragüenses, no como ciudadanos con mentalidad del imperio, seamos nicaragüenses por gracia de Dios, pensemos que venimos de una cultura altiva, con un Darío y un Sandino que nos representa a todos”, subrayó.