Este 11 de septiembre, día en que se cumplen 45 años del heroico sacrificio del líder chileno y símbolo de lucha en Latinoamérica, Salvador Allende, Nicaragua reafirma su compromiso de seguir defendiendo la paz y la democracia.

Una representación de la Asamblea Nacional, el Grupo de Amigos Parlamentarios Nicaragua-Chile, la bancada del FSLN, el Consejo Sandinista de la Asamblea Nacional y ex prisioneros de Chile, colocaron una ofrenda floral en el monumento erigido en su nombre en el Puerto Salvador Allende.

Este año la conmemoración recuerda el formato similar que utiliza la derecha golpista contra los gobiernos en los países progresistas y socialistas, y en particular en el intento de golpe de estado fallido en Nicaragua, dejando claro que el enemigo y sus intereses, siguen siendo los mismos.

Allende1

El golpe de estado se dio el 11 de septiembre de 1973 fue una campaña del terror montada por Washington, con ayuda de la derecha chilena, con el objetivo de derrocarlo.

El presidente de la Asamblea Nacional, doctor Gustavo Porras, recordó que el héroe chileno y presidente constitucional, fue asesinado hace 45 años en un golpe de estado, en el cual el instrumento fueron las Fuerzas Armadas.

“En este año miramos las similitudes de lo ocurrido en Nicaragua y demostrando que el enemigo siendo el mismo, con un formato y mecanismo similar, con desestabilización, y medios que generaban inconformidades hasta que usaron las Fuerzas Armadas”, dijo el dirigente.

Sostuvo que, en Nicaragua, los golpistas llevaron a cabo un plan macabro para que se dieran enfrentamientos y los asesinatos que ellos mismos cometieron.

"Allende llegó por los votos, un gobierno electo democráticamente y eso no les importó, usaron la fuerza y los aviones bombardearon la Moneda y lo mataron; y si en Nicaragua no hubiéramos estado listos para defender la paz, también hubieran matado a miles”, dijo Porras.

Allende1

Allende1

Allende1

Allende1

Allende1

Allende1

Allende1

Allende1