El Primer Comisionado Francisco Díaz, Jefe de la Policía Nacional destacó que uno de los principales logros en estos 39 años es el mantener el modelo de policía, trabajando desde las personas, las familias y las comunidades, que están en “nuestro origen, nuestros principios, y nuestros valores”, subrayó.

Otro logro de estos 39 años de la Policía Nacional es que Nicaragua sigue siendo el país más seguro de Centroamérica y uno de los países más seguros de América en su enfrentamiento en la actividad delictiva común y la organizada.

En entrevista para el programa Revista En Vivo con Alberto Mora, el Primer Comisionado habló del 39 Aniversario de la Policía Nacional y de los desafíos que ésta enfrenta en el fortalecimiento de sus diferentes direcciones para seguir garantizando la seguridad y tranquilidad del pueblo de Nicaragua.

Además, se abordó el tema de cómo se ha venido rescatando la paz y seguridad que se quiso arrebatar al pueblo de Nicaragua durante la fracasada intentona golpista, así como sobre los procesos de investigación que se realizan en el país.

jefe2

El Comisionado dijo que es importante señalar de que a partir del año 2007 cuando regresa al gobierno el Presidente y Jefe Supremo de la Policía Nacional, Comandante Daniel Ortega Saavedra, insiste en que, en la planificación del trabajo, hay que partir desde la familia y desde la comunidad; “eso no significa que dejemos a un lado lo que hace cualquier policía, que es la planificación operativa normal”, comentó.

El jefe policial dijo que eso le permite a la institución identificar las demandas de seguridad de los diferentes sectores, como los agricultores, productores, comerciantes, transportistas, seguridad escolar, seguridad turística, seguridad en el campo, entre otros.

En este sentido, Díaz se refirió a las asambleas de seguridad ciudadana con las familias nicaragüenses y señaló que a través de esas reuniones de trabajo se logra identificar, desde la comunidad, desde la familia y desde los pobladores de los barrios, sus principales demandas de seguridad.

“En estas asambleas no solamente participa la Policía, sino que participan alcaldes, representantes de las instituciones del estado que trabajan en la prevención de delito, principalmente el Ministerio de la Familia, el Ministerio de la Mujer y el Ministerio de la Juventud”, subrayó.

El Comisionado dijo que el elemento común en las asambleas es la petición de mayor presencia policial en los barrios, en los mercados, en las paradas de buses, en las actividades deportivas, religiosas, comerciales y turísticas.

Batalla contra el crimen organizado y narcotráfico

En cuanto al tema del narcotráfico y el crimen organizado, el Comisionado Francisco Díaz explicó que en los 16 años de gobiernos neoliberales se preocupaban más por la incautación de droga, pero ya en 2007 el Comandante Daniel Ortega dice que está bien la incautación, pero también orienta evitar que los carteles de las drogas se posesionen en el país.

Eso conlleva a una estrategia de muro de contención del narcotráfico en Nicaragua, pero destacó que no es únicamente un plan de la policía, sino una estrategia del Gobierno de Nicaragua, que se trabajó en conjunto con el Ejército de Nicaragua, el Ministerio Público y autoridades judiciales, es todo un sistema.

jefe2

Después de abril…

El Comisionado Díaz señaló el hecho de que en los últimos 11 años todos los nicaragüenses y las personas que visitan nuestro país saben que hemos vivido en un ambiente total de paz, de tranquilidad y de seguridad con crecimiento económico.

“¿Qué pasó? Lo que sabe todo el mundo (…) que estos grupos terroristas, golpistas, asesinos, que a partir del 19 abril no solamente destruyeron la economía del país y el empleo, sino que también (perpetraron) el saqueo, los incendios, los secuestros, las torturas, 198 nicaragüenses asesinados…”, expresó.

Agregó que los tranques se convirtieron en centros del crimen organizado. “Porque de ahí salían a robar, a asesinar y a torturar. Y de esos 198 nicaragüenses que asesinaron, fueron 22 compañeros policía asesinados por estos grupos y de esos 22 hay dos compañeras”, dijo.

El funcionario hizo un recuento de que los grupos golpista destruyeron totalmente 9 unidades de Policía y decenas de unidades fueron asediadas y dañadas parcialmente. Así mismo, decenas de vehículos fueron incendiados y destruidos, “sin embargo, seguimos en pie, estamos firmes y estamos logrando alcanzar los niveles de seguridad que tenía nuestro país antes del 19 de abril”.

jefe2

Uno de los principales indicadores que ocupan los gobiernos para medir los niveles de violencia es cuántos homicidios hay por cada 100 mil habitantes.

El jefe policial dijo que cuando el Comandante Daniel Ortega regresó al poder, Nicaragua tenía 14 homicidios por cada 100 mil. Ya el año pasado se registraban 7 homicidios por cada 100 mil habitantes, “la tasa más baja de homicidios en Centroamérica y la segunda más baja de América”, reiteró.

Entre otras cosas destacó que del 2007 para acá se han construido más de 200 unidades nuevas de Policía y se han adquirido más de 4 mil vehículos nuevos, entre motocicletas y camionetas.

Finalmente, dijo el Director General de la Policía que las acciones terroristas ocurridas meses atrás no se deben repetir.

“Nosotros hemos cumplido lo que nos mandata la Constitución: prevenir, perseguir el delito, e investigar el delito, las causas penales y los accidentes de tránsito. Y garantizar el orden interno y la libre circulación de las personas”, señaló.

Remarcó que no es legal, no es constitucional poner tranque. Asesinar es un delito, secuestrar es un delito, incendiar es un delito, saquear es un delito, lesionar es un delito y estos golpistas, terroristas, asesinos, cometieron (infracciones a) todo el Código Penal de Nicaragua y por lo tanto tienen que ser condenados y castigados por los delitos que cometieron”.

El Primer Comisionado Francisco Díaz dijo que la actuación de la policía debe ser firme y cumpliendo los mandatos de la Constitución Política, y destacó el hecho de que si en nuestro país, en el 2007 hubieran seguido los gobiernos neoliberales, los niveles de inseguridad en nuestro país, serían hoy iguales o peores que los que tiene nuestros países hermanos de Centroamérica.

 PUEDE CONSULTAR LA ENTREVISTA COMPLETA EN EL SIGUIENTE ENLACE