La Policía Nacional Presentó este martes al cabecilla del grupo terrorista que mantenía tranques en las cercanías de la UNAN Managua, desde donde se cometieron diferentes crímenes en perjuicio de las familias y el Estado de Nicaragua.

Se trata de Carlos Humberto Silva Rodríguez, además de José Luis Ortega Briceño, autor de, entre otros delitos, de agredir a oficiales de Policía y Bryan Steven Alemán Olivas, alias Cara de Malo, delincuente que cometió crímenes en la ciudad de Masaya.

El Comisionado Mayor Farle Roa Traña, segundo jefe de la dirección de Auxilio Judicial, explicó que a Silva Rodríguez, además de terrorismo, se le imputa la autoría de los delitos de incendio, daños a la propiedad pública en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense. 

Además, usando armas artesanales, industriales, bombas molotov y lanza morteros, causó terror y zozobra entre la población cercana al recinto universitario. El 11 de mayo del 2018, en la rotonda Rigoberto Lopez Pérez incendiaron arboles de la vida instalados en ese lugar.

La Policía Nacional presentó imágenes de los detenidos en las que se observan con armas de fuego y cometiendo algunos de ellos, los hechos señalados.

Entre tanto, José Luis Ortega Briceño, fue detenido por terrorismo, secuestro, robo con intimidación y lesiones gravísima a oficiales de policía. 

Este, con armas de fuego industriales y artesanales, mantenía el terror en Masaya. En villa Bosco Moje, secuestró el 12 de junio 2018, secuestró, torturó, roció con gasolina a Jorge José Canizales Sevilla y Luis Alberto Gaitán, ambos oficiales de policía.

A estos, les robó motocicletas, dinero y celulares.

Mientras tanto, a Bryan Steven Alemán Olivas, se le señala por la comisión de los delitos de terrorismo, secuestro, robo con intimidación, daños, incendio, protección o tenencia ilegal de armas de fuego, entorpecimiento de los servicios públicos y lesiones gravísimas.

Alemán Olivas, haciendo uso de armas de fuego artesanales, industriales, lanza morteros y molotovs, cometió terrorismo en tranques de Masaya.  El 13 de junio, dirigió al grupo terrorista que asaltó, secuestró y torturó a trabajadores del plantel de la Alcaldía Municipal de Masaya, amenazándolos con quemarlos vivos y ocasionándoles lesiones gravísimas.

Del mismo modo, incendió vehículos e instalaciones del plantel y robó armas de fuegos como escopetas y revólveres. 

Como pruebas en contra de los detenidos se tiene denuncia de los hechos, inspección e investigación de la escena, declaraciones de testigos y reconocimientos que los señalan como autores de los delitos señalados, así como diferentes peritajes químicos y evidencia del uso de armas.