La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo tras finalizar el acto oficial del 39 aniversario del Ejército de Nicaragua, subrayó que el pueblo en este mes de Septiembre seguirá imponiendo el amor para lograr nuevas victorias que ayudarán fortalecer la paz, la seguridad y la tranquilidad, mientras aquellos que están llenos de odio y mentiras no podrán ganarse el alma buena de las familias nicaragüenses.

“Septiembre Victorioso, Septiembre para seguir luchando, para seguir instalando la luz, convirtiendo la oscurana en claridad. Septiembre Victorioso para seguir librando los combates cada día por la verdad, porque la verdad nos hace libres. Septiembre Victorioso y aquí estamos, vamos avanzando en la restauración de la seguridad, la paz y sobre todo de la tranquilidad, sobre todo del alma buena del pueblo nicaragüense y esa es la principal victoria”, enfatizó la compañera.

Añadió que la paz, la tranquilidad y la seguridad, pero sobre todo la tranquilidad interna de cada nicaragüense debe prevalecer porque en su inmensa gran mayoría tiene buen corazón.

“La mayoría de las familias nicaragüenses tienen buen corazón, nuestros corazones están llenos de afecto, de cariño y el corazón nicaragüense clama y reclama: Queremos paz y porvenir, queremos paz, patria y porvenir y queremos justicia y una acción de justicia es reconocer la verdad de nuestra Nicaragua”.

Subrayó que el pueblo nicaragüense ha vivido en paz los últimos 11 años y hemos consolidado reconciliación entre las familias durante este tiempo.

“Hemos avanzando procurando bienestar, derechos sociales, mejorando calidad en la educación, mejorando atención en salud, asegurando un país con buenas carreteras, con buenos caminos, programas sociales, programas de vivienda, programas que representaban alegría para las familias cuando lo recibían. 11 años de Paz y Bien Común  y vamos adelante porque, como decía nuestro Comandante, el pueblo y las familias saben y ahora más que nunca, después de esta injusta criminal interrupción, este atentado, de este crimen contra la paz y contra el alma nicaragüense, ahora valoramos más que nunca, la paz, la tranquilidad y el derecho al trabajo, el respeto a nuestras capacidades y el derecho a trabajar y a vivir tranquilos, a aprender, emprender, prosperar entre los programas que veníamos y seguimos desarrollando a pesar de la interrupción criminal; el agua, el saneamiento, la energía eléctrica, casi todo el país está cubierto, las telecomunicaciones, hemos mejorado la vida y eso no lo olvidan las familias nicaragüenses”, señaló la compañera Rosario.

Ante esta verdad que no se puede ocultar, la Vicepresidenta de la República, mencionó que el proceso de recuperación que lleva el país, es milagroso y sorprendente.

“La gente que nos visita dice: Parece que no hubiera pasado nada! ¿porqué?, porque la gente quiere retomar el buen rumbo y hacerlo rápido para seguir adelante con fe y de la mano de Dios”.

Promotores de violencia están llenos de egoísmo y odio

Rosario afirmó que “quienes todavía pretenden aterrorizar, quienes todavía pretenden atrasar, o negar el derecho a la seguridad, a la estabilidad, al bienestar, son personas egoístas, obcecadas, ofuscadas, pero sobre todo ciegas y son personas ciegas por odio, ese odio no tiene cabida en nuestro país”.

Agregó que la mentira es una infamia y aquellos que mienten para querer ocupar espacios que no les pertenecen, deben ganárselos con trabajo y propuestas.

“La mentira es una infamia, mentir para querer ocupar espacios que no les pertenecen, porque los espacios en política, en economía se ganan con trabajo, con propuestas y se ganan con aprobación del pueblo. Con mentiras, con calumnias, con infamias no se conquista el corazón de un pueblo, eso es imposible”, citó la compañera.

Afirmó que el pueblo ama la paz, quiere la paz y valora la tranquilidad, la seguridad y la posibilidad de trabajar para prosperar “y es lo que tenemos que seguir procurando todos juntos”.

“Quienes buscan con mentira escandalizar, son instrumentos del demonio, y eso no lo digo yo, lo dicen altas autoridades religiosas, es el demonio el que se toma esos corazones que mienten, dividen a través del escándalo y la mentira dividen, y no le representan bien a nadie, por eso todos sabemos que la buena esperanza, el buen corazón, la buena fe, son las bases de una propuesta social que represente justicia para todos, derechos para todos y derechos humanos para todos, es lo que hemos vivido en Nicaragua y lo que Dios mediante seguiremos viviendo porque nuestro pueblo privilegia la paz y la seguridad, y eso es lo que tratamos de construir todos los días”.

Volver a recorrer los caminos de encuentros y diálogo

Indicó que para construir paz hay que saber comunicarnos de familia en familia, de comunidad en comunidad, para consolidar la paz y para edificarla todos los días, tenemos que volver a recorrer los caminos de encuentros, de reconciliación y de diálogo en la comunidad.

“Habíamos avanzado, y de repente esta agresión criminal quiso arrebatar el amor de nuestra Nicaragua, pero no pudieron ni podrán. Nosotros sabemos que vamos adelante por el Bien Común, que vamos adelante con el amor a Nicaragua que nos caracteriza, en Septiembre Victorioso, Septiembre Victorioso, porqué, porque vamos avanzar no sólo en la preservación de la seguridad y la paz que hemos alcanzado de la mano de Dios, sino en estos procesos de encuentro, de comunicación, de diálogo desde de la familia y la comunidad, porque ahí es donde se construye el encuentro, la capacidad de escucharnos y de entendernos, en la familia, en la comunidad”.

Para lograr buena comunicación y reconciliación, se hace necesario despojarnos de esas malas energías y esas malas vibraciones, pero sobre todo esa maldad diabólica que pretendió tomarse Nicaragua.

“Pero ni pudieron, ni podrán, allá ellos con su conciencia, allá ellos con los corazones cargados de ese veneno que no son capaces de controlar, el problema es que el mal corazón no se controla y no aprende a ver el derecho de los demás. Hablemos, hablamos del derecho de todos a vivir en paz, derecho humano esencial, eso es lo que estamos recuperando y lo que vamos a seguir recuperando en victoria de la mano de Dios, en bendición de la mano de Dios, la bendición de la paz, la bendición del Buen Corazón del Bien Común y de todos los derechos reinstalándose”, dijo la compañera Rosario.

Un pueblo que va de victoria en victorias

Afirmó que Nicaragua logrará nuevas victorias, sobre todo victorias de fe, victorias del amor cristiano “victoria de la fraternidad, de la dignidad, de la generosidad, de la solidaridad que hemos sabido tener y movilizar en nuestra Nicaragua. Victoria del buen corazón y cuál es el corazón de este país; la familia nicaragüense, victorias de las familias nicaragüenses que vamos adelante y septiembre es mes de triunfo a nivel histórico y hoy más que nunca estamos haciendo historia cuando convertimos este mes de septiembre en mes de triunfo del amor, porque todo es posible con el poder del amor y ni pudieron ni podrán los que no tienen amor en sus corazones, no pasarán”.

Al finalizar sus palabras, saludó al Ejército de Nicaragua por sus 39 años de fundación y aportar decididamente con su trabajo a la seguridad y la paz que todos deseamos.