La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, convocó al pueblo nicaragüense a una enorme Caminata “que saluda  la Paz, que reclama justicia y que promueve encuentro, reconciliación y cada vez más amor en nuestra querida Nicaragua”

“Porque Héroes del Amor somos siempre, nos preparamos también para Septiembre Victorioso que tiene que ser uno de los más hermosos Septiembre que hallamos vivido porque vamos a darle Gracias a Dios, todos los días, por recuperar Nuestra Nicaragua Linda, por recuperar la Paz en Nuestra Nicaragua Linda”, dijo.

Otro de los objetivos de esa marcha es recuperar las condiciones para el derecho al trabajo. “C uánto nos habían querido negar, cuánto nos negaron durante los tres meses de secuestro nacional. Cuánto nos negaron”, resaltó.

“Pero bueno, historia, historia de ignominia, historia de vergüenza, vergonzosa, y historia que nos dejó dolor, mucho dolor, a muchas familias”, añadió.

Rosario destacó que “vamos a trascender el duelo, el dolor; vamos a trascenderlo y convertir ese dolor en fortaleza, porque sabemos hacerlo; y en fuerza espiritual imbatible, invencible, para restaurar la Patria, esta Patria de todos”.

“Todos los días, invitamos a todos los que quieran con el mejor ánimo y el mejor corazón, participar de este esfuerzo nacional de restauración, de reconciliación, que nos sumemos, sumémonos al Amor, sumémonos al Agradecimiento a Dios, sumémonos a vivir como cristianos; a la vida como cristianos”, instó al pueblo.

“Sumémonos, dejemos de perjudicar, esos puchos que quedan por ahí con el rostro amargado, alargado como cuchillos que quisieran enterrarse, todavía en la humanidad de las familias nicaragüenses”, llamó la Compañera Vicepresidenta.

Dejen a Nicaragua vivir en Paz

“Aún a ellos, a los protagonistas del odio, cesen, dejen a Nicaragua vivir en Paz. Dejen el odio que solo intoxica corazones y actitudes, dejemos atrás el odio y vayamos adelante, Nicaragua quiere Paz, Nicaragua clama Paz, Nicaragua quiere vivir en Paz, con cariño, entendimiento y propósitos cristianos, solidarios, de desarrollo con Justicia Social”, expresó Rosario.

Señaló que Nicaragua seguirá siendo libre porque tenemos hijos que la amamos. “Nicaragua seguirá siendo vigorosa, fuerte. Nicaragua con la capacidad, con el potencial de las familias nicaragüenses, Héroes del Amor siempre, decimos con toda la fortaleza que nos da nuestro Dios, vamos adelante”, enfatizó.

No nos detendrá la intimidación ni el odio

“Vamos adelante y no nos detendrá la intimidación, ahí andan unas campañitas ridículas en redes sociales, terrorismo, terrorismo, dejen de jugar con fuego, el pueblo quiere Paz, el pueblo reclama Paz; dejen de irrespetar la voluntad del pueblo que es la voluntad de Dios”, advirtió.

“Nicaragua quiere Paz, quiere encuentro, quiere restauración, quiere reconciliación y quiere ratificar su protagonismo, el protagonismo de las familias nicaragüenses en estos proceso de amor, de reconciliación, de verdadera fe cristiana”, dijo.

Indicó que como cristianos también sabemos cómo fortalecer nuestra fe todos los días, e ir siempre más allá. “Recordemos que no es bueno condenar al justo, ni herir a quienes hacen lo recto”, citó.

El perverso de corazón nunca llega al Bien

“Recordemos que el espíritu triste seca los huesos; recordemos que no se deben pervertir las sendas de la justicia”, sugirió.

“Recordemos que el que engendra insensatez, para su tristeza la engendra. Recordemos que el perverso de corazón nunca hallará el Bien”, continuó.

Advirtió que “el que revuelve con su lengua caerá en el mal, el que ama la transgresión, la disputa, nunca hallará el Bien. Recordemos que el corazón alegre constituye buen remedio”.

“Hermanos, con corazón alegre saludamos a todas las familas nicaragüenses saldremos adelante no lo dudemos, con la fe en Dios, todo lo podemos con Cristo que nos fortalece”.

“Como cristianos lo ratificamos todos los días, todo lo podemos con Cristo que nos fortalece, y como cristianos lo ratificamos todos los días”, resaltó.

Rosario indicó que “lLas familias católicas con nuestras devociones a la Virgen María, a quien buscamos todos los días para que nos ampare, nos proteja, y con su manto nos cubra y cubra estos procesos de familia, de comunidad, de reencuentro y de amor; así sabemos que vamos bien y que iremos mejor, con la fe puesta en Dios y reconociendo a Cristo Jesús que nos hace  poder todo, y que nos fortalece cada día.

Encuentros de Reconciliación

La Compañera Rosario destacó que desde ayer iniciaron los Encuentros por la Reconciliación desde el hogar, desde la comunidad, desde la Familia, desde el barrio, la comarca.

“Dio inicio una gran campaña de encuentro en amor a Nicaragua”, dijo.

Señaló que por eso decimos esta Nicaragua de Amor, de Fe, de Cristianismo, esta Nicaragua de fraternidad, dignidad, de hermandad.

“Esta Nicaragua de todos, donde paso a paso, de la mano de Dios, nos vamos restaurando y nos vamos reencontrando. Por el que se alegra de crear calamidad y se alegra de la calamidad, dice la Biblia, no quedará sin castigo”, advirtió Rosario.

Los que crean calamidad

Añadió que hay quienes crean calamidad, o pretenden seguir creando calamidad, se alegran cuando hay calamidad., mientras la mayoría de familias y el pueblo de Nicaragua, quieren paz, quien trabajar, continuar recorriendo sendas de bien común.

“Quieren un país que restaura el cariño, el entendimiento, el respeto, las mayorías en Nicaragua quieren concordia, porque el que comienza la discordia, también dice la Biblia, es como quien suelta las aguas”, explicó.

Sugirió que “hay que dejar la contienda antes de que se enrede, el que justifica al impío y condena al justo, ambos son igualmente abominación a Jehová, oigamos bien: Dejemos la contienda antes que se enrede, porque el que comienza la discordia es como que suelta las aguas”, recalcó.

Abominación de Jehová

“Y el que justifica al impío y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación a Jehová”, reiteró.

“Este es un pueblo, un país, una tierra sagrada de devoción, de fe y de obediencia a Dios Nuestro Señor y por eso nosotros nos sentimos cada día más orgullosos de este pueblo, lleno de fe, de tradición religiosa, un pueblo que camino, un pueblo que hace camino al andar”, añadió.

“El que ama la disputa ama la transgresión, el perverso de corazón nunca hallará el bien y el que revuelve con su lengua caerá en el mal. Palabra de Dios, Biblia, proverbios, el corazón alegre, constituye buen remedio”, dijo Rosario.

“El espíritu triste seca los huesos, los ojos del necio vagan hasta el extremo de la tierra, el impío toma soborno del seno, para pervertir las sendas de la justicia, oigamos bien, pervertir las sendas de la justicia”, recalcó.

“Cuántas personas, cuántas, mínimos, arrogantes, remanentes y chingastes,  quieren pervertir la senda de la justicia”, precisó.

“En el rostro del entendido aparece la sabiduría, no es bueno condenar al justo, ni herir a quienes hacen lo recto, palabras de Dios, son los proverbios”, dijo.

Añadió que “el corazón alegre constituye buen remedio, nosotros en Nicaragua tenemos el corazón alegre, por eso trabajamos con tanto entusiasmo, por eso nos reunimos con tanto entusiasmo, por eso conmemoramos con tanta pasión, por eso en cada municipio de nuestro país, damos gracias a Dios, en primer lugar, por la vida, en primer lugar por haber restaurado la paz, por habernos respaldado Dios Nuestro Señor, porque de su mano hemos restaurado la paz”, expresó.

Puchos amargados van quedando en el olvido

“Nosotros tenemos tanta actividad, cada fin de semana tantas familias que se reúnen, unas a trabajar, y otras a celebrar, otras a recrearse, otras dándole gracias a Dios, como decíamos, por la vida, la salud, por la fortaleza, por la paz; bueno, gracias a Dios los remanentes del golpismo, esos pocos, esos puchos, esos amargados que no quieren ver al pueblo nicaragüense feliz, van quedando en el olvido de la historia, en el olvido pero sobre todo en la ignominia”, dijo Rosario.

“Todo el mundo sabe quién destruyó a Nicaragua, o quiso destruir a Nicaragua, y todo mundo sabe quién asesinó a 198 hermanos nicaragüenses o mandó a asesinarlos; y todo el mundo sabe quién ordenó las condiciones propicias para el secuestro, el asesinato, la tortura, el crimen, la destrucción, de viviendas, de instituciones; todo el mundo sabe”, añadió.

Somos un país pequeño y somos un pueblo grande, pero todo está a la vista, nunca hay nada ocultó ni bajo el sol, ni a los ojos del Señor Nuestro Dios, enfatizó.

Añadió que “todos sabemos y por eso seguimos reclamando justicia, a la par que vamos restaurando la reconciliación, el encuentro, serio, responsable, armonioso; encuentros de armonía, encuentros respetuosos, son procesos respetuosos, de encuentros, donde podemos ver en los ojos al hermano, al prójimo y decirnos, qué dolor el que hemos padecido todos”.

Vamos adelante

“Vamos adelante, pasemos páginas, no olvidemos, pero teníamos que ir adelante; Dios dispone tiempos de paz, tiempos de trabajo, tiempos de prosperidad, en nuestra Nicaragua”, dijo.

Resaltó las fiestas tradicionales, en Matagalpa la Feria del Maíz. “Enorme cantidad de gente que llegó, enorme cantidad de gente que disfrutó, enorme cantidad de gente que trabajó, y se ganó sus centavos para llevar el pan honradamente a la familia”, resaltó.

Dijo que en una cantidad de municipios hubo ferias gastronómicas, hípicos y otras actividades.

Informó que hay un recuento “donde se celebró en grande la vida por gracia de Dios. El avance de la vida buena en nuestra Nicaragua por la gracia de Dios”.

Actividades de recreación en paz

Al respecto informó que son 324 actividades que se dieron en nuestro país, entre fiestas patronales, corridas de toros, culturales hípicas, religiosas, destinos turísticos. Y resaltó que los espacios de recreación estuvieron llenos este fin de semana.

“Cómo se va reactivando el gusto por la vida, la alegría de vivir en paz, lo que se celebra todos los días y en particular los fines de semana, las familias visitando y visitándonos, porque Nicaragua es Siempre Linda y Nicaragua está llena de Amor”, exaltó.

Comentó que las familias “reclaman el espacio, el lugar, de privilegio para el amor en nuestro país, porque eso es lo que todos queremos vivir en amor a Nicaragua, construyendo y fortaleciendo los procesos de justicia y paz , recuperar el buen corazón en todos, incluso aquellos que se equivocaron”.

Sobre el mismo tema citó un testimonio en una página digital, de un muchacho, el cual hace el recuento de todo lo que vio, porque fue parte del golpismo, hasta que se convenció de que aquello era perverso, malo, diabólico y lo dejó

“Ahí podemos ver que hay un sinnúmero de hermanos confundidos y arrepentidos”, observó.

“Dije acercarnos todos porque esta Patria es de todos, avanzar  en el encuentro y la reconciliación y en el reconocimiento que las familias nicaragüenses solo queremos paz, tranquilidad y cristianismo que quiere decir amor, amor en grande, amor al prójimo, por eso decimos exaltemos el amor en todas partes y quienes todavía tienen odio en sus corazones, van a ir quedando cada vez más relegados, cada vez más relegados a las páginas de la infamia, de la ignominia”, sentenció Rosario.

“A las peores páginas de la historia de Nicaragua, qué vergüenza, vergüenza y dolor, es lo que deben sentir, por haber sido parte de un intento de destrucción que en términos materiales algo lograron, por supuesto, esa destrucción de instituciones, de viviendas, de personas que fueron asesinadas, secuestradas, torturadas, esa destrucción tendrán que pagarla en los tribunales respectivos”, añadió.

Destrucción que el pueblo no perdona

“Esa es la destrucción que el pueblo no perdona y como todos sabemos quiénes son, sabemos también quiénes están enfrentando la justicia, bueno , reiteramos el llamado al encuentro, al arrepentimiento, el llamado a vivir como hermanos y como familia en nuestra Nicaragua”.

Instó también a recuperar “el buen juicio, el buen corazón, a recuperarnos, a restaurarnos, todo tiene cabida en los tiempos del Señor”.

Llamado a los confundidos

“Aquellos hermanos que anduvieron perdidos y que fueron confundidos y que de manera poco consciente se involucraron en ese activismo y esa destrucción terrorista y golpista, tienen un camino, reencontrémonos, hagamos la paz, que la paz sea completamente en nuestra Nicaragua y que vayamos trabajando desde la comunidad”, reiteró.

“Conversando platicando, hablando se entiende la gente desde la comunidad, desde el barrio, en la comarca, haciendo camino al andar, marcando los nuevos rumbos”, insistió.

Trabajar en Paz y prosperar en paz

Informó que se han realizado 450 asambleas de Seguridad Ciudadana con la demanda creciente de la población de que la Policía Nacional custodie, resguarde, cuide, la alegría, la seguridad de las familias nicaragüenses.