El Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, presidieron este miércoles, junto al pueblo nicaragüense y ex miembros del Comando Sur “Rigoberto López Pérez”, el acto del 40 Aniversario de la Toma del Palacio Nacional, celebrado en la Avenida de Bolívar a Chávez en Managua.

En el acto, celebrado al concluir la Caminata por la Paz y la Vida, en la que participaron cientos de miles de nicaragüenses, el Presidente Comandante Daniel Ortega, expresó enérgicamente que todo el pueblo “tiene que seguir dando la batalla por la Paz en Nicaragua”, tras los actos criminales e intentona golpista de la derecha extremista.

El mandatario nicaragüense destacó que agosto es un mes lleno de fechas heroicas, y entre estos días aseguró que el pueblo también está celebrando la Recuperación de la Libertad, porque este pueblo días atrás fue secuestrado.

“Toda Nicaragua fue secuestrada. Y se llenaron de dolor las familias nicaragüenses, días duros, días terribles. Días de terror. Comunidades enteras, barrios enteros, sometidos al terror, ¿de quiénes? de quienes por su egoísmo promovían las desapariciones. Al compañero Bismarck de Jesús Martínez Sánchez, lo secuestraron y lo han desaparecido”, indicó.

DOS

Hasta el 18 de abril este era un país en paz!

Daniel expresó que todo ese terror, todo ese horror fue tan terrible como un terremoto. Pero más terrible aun porque no era la naturaleza provocando daño, provocando muerte, provocando destrucción, incendios, sino que eran otros nicaragüenses a los que le envenenaron el alma, les envenenaron de odio, para que mataran a sus hermanos.

“Hasta el 18 de abril este era un país en paz, un país en crecimiento económico. Un país con programas sociales extraordinarios que venían sacando a las familias más empobrecidas de la pobreza”, indicó.

Refirió que los nicaragüenses veníamos avanzando en esa lucha. Y en medio de contradicciones naturales, y en medio de profundas diferencias políticas e ideológicas, logramos crear una gran alianza entre trabajadores, empresarios y el gobierno. Juntos con un objetivo: erradicar el hambre, la miseria, la pobreza de nuestro país.

“Invitando a inversionistas de otras naciones a invertir tras ese objetivo; un país con una seguridad extraordinaria. Un país que venía creciendo en la atracción del turismo nacional e internacional. Un país altamente calificado por los organismos y comunidad internacional. Pero claro, siempre estaban allí los que cargan odio y veneno, descalificando al país”, explicó.

DOS

Judas y traidores llegaban de rodillas a Estados Unidos

El Comandante Daniel rememoró que desde que el pueblo con el Frente Sandinista llegó al gobierno en 2007, esos que quieren destruir a Nicaragua, empezaron a lanzar odio, veneno, destrucción contra el pueblo, contra los pobres, contra las familias.

“Al final de cuenta cuando se le aplican a Nicaragua sanciones en el orden económico el que sufre es el pueblo. Y desde entonces empezaron a pedir sanciones contra Nicaragua. Vende Patrias! Sandino les llamaba peleles y Vende Patrias! Siempre están esos traidores, si hasta Cristo tuvo a Judas”, expresó.

El mandatario refirió que estos Judas y los traidores llegaban de rodillas a Estados Unidos, a Washington, a pedirle al imperio que castigue a Nicaragua, pensando que con eso este pueblo se iba a rendir, o que este pueblo se iba a vender.

“Son sembradores de destrucción. Once años el país en paz y estabilidad, y no se aguantaron. Sabían que es necesario, es imprescindible, hacer reformas en la Seguridad Social, porque ellos la habían quebrado. Nos entregaron una Seguridad Social quebrada, y había que hacer esas reformas”, indicó.

DOS

Un levantamiento criminal armado en contra del pueblo

Recordó que cuando se aprobaron esas reformas al Seguro Social, en vez de hacer protestas pacíficas, lo que hicieron fue un levantamiento criminal armado en contra del pueblo, en contra de las instituciones del Estado. Y luego lanzándose contra todo aquel que era sandinista.

“Partieron de la consigna, así como los nazis decían ‘hay que acabar con los judíos’. Estos decían: ‘hay que acabar con los sandinistas!”, explicó.

Indicó que estos golpistas destruyeron puestos de salud, centros de atención de la niñez, centros de atención de la mujer, hospitales, escuelas, universidades, los centros técnicos donde se capacitan los hijos de las familias esforzadas y trabajadores; y convirtiéndolos en centros de torturas.

“Salió todo ese odio que estaba escondido. Lo sacaban con sus palabras. Lo sacaron con sus insultos. Era el odio convertido en derramamiento de sangre, en destrucción, en torturas, en desapariciones, en muertes!”, sostuvo.

Daniel señaló que estos golpistas quisieron que las familias estuviesen encerradas en sus casas, y ellos cazándolas, buscando cómo asesinarlas.

“Todavía en estos días, en una de esas marchas que llaman pacíficas, asesinaron al hijo de Bernardino Díaz Ochoa: el compañero Lenín Mendiola. Su madre Benigna Mendiola, es una heroica campesina. Son dirigentes campesinos de una comarca de Matagalpa. Luego de este doloroso calvario que ha recorrido Nicaragua, estábamos conversando con Benigna (viuda de Bernardino) un día de estos, y nos explicó que son 13 sus familiares que han sido asesinados. El último Lenin Mendiola, que fue asesinado en Matagalpa en una marcha “pacífica”, indicó Daniel.

DOS

Quieren ver destruida a Nicaragua

El presidente nicaragüense sostuvo que todavía está ahí ese odio, ese veneno, todavía no sale de la gente que se molesta cuando ve que los pueblos, que los municipios, que las ciudades, van recuperando la normalidad.

“Se molestan cuando ven que están ahí las vende rosquillas, la que tiene la fritanga, la pulpería, la que tiene su negocito abierto. Quisieron los negocios cerrados y quebrados. Quieren ver destruida Nicaragua. Piensan que de esa manera van ellos a tomar el poder”, dijo.

Manifestó que estos pequeños grupos no se dan cuenta que el pueblo, en estos días de terror, ha descubierto cuánta maldad, cuánto veneno, cuánto terror puede provocar el ser humano contra sus hermanos.

“Por eso es que más allá de las provocaciones, más allá de los crímenes que siguen cometiendo, e incendiando casas de hermanos, familias, nosotros tenemos que estar unidos. Tenemos que estar vigilantes, y que no crean que porque somos amantes de la paz y queremos la paz, les vamos a permitir que nos sigan asesinando, torturando y agrediendo!”, manifestó.

El Comandante indicó que las marchas del Frente Sandinista son pacíficas, estas marchas que se han realizado todos estos días, no se ha agredido a nadie. Son marchas por la Paz, por la Justicia! Marchas contra el odio.

“Tenemos que seguir dando la batalla por la paz! Y que no salga de nuestros labios, como sale de la boca de ellos, palabras llenas de odio y de maldad deseándole la muerte, o amenazando de muerte al prójimo. Nosotros no amenazamos de muerte a nadie, pero sí sabemos defender la vida de los hermanos nicaragüenses”, sostuvo.

DOS

Saluda ex miembros del Comando Rigoberto López Pérez

Durante este acto conmemorativo, el Presidente Daniel saludó a los miembros del Comando Sur, los compañeros José Hermógenes Hernández, el hermano José Nicaragua, Porfirio Sánchez, Ramírez López, Israel Ramírez Guevara, Miguel Rutilio Miranda, Emilio Mena Alba, Donald Pantoja Herrera, Juan Lorenzo Hernández y el Comandante Edén Pastora.

De igual manera, rememoró que en agosto Nicaragua, además de conmemorar el 40 Aniversario de la Toma del Palacio Nacional, también es un mes donde se conmemora la jornada heroica de Pancasán, la gran Cruzada Nacional de Alfabetización y la gesta heroica Selim Shible.

DOS

Los costos de la destrucción

El Comandante destacó que pese a todo nos estamos recuperando, pero nos está costando. “Definitivamente hemos tenido que pagar los costos de la destrucción”, dijo.

“Cuando año con año para estos meses se mandaba a la Asamblea Nacional la reforma del Presupuesto, porque bueno, al inicio de año tenemos el presupuesto que se aprobó el año pasado ejecutándose, y ya para estos meses se hacían los cálculos de lo que había sido presupuestado y si había un poco más ingreso, entonces uno podía distribuir algo en salud, educación, en el Programa Hambre Cero, en el programa de la chanchita, de la gallinita, en los paquetes alimentarios, y gracias a Dios todos los años del 2007 hasta el 2017 la reforma que mandábamos al presupuesto era porque había habido más ganancias, más ingresos para el país y que por lo tanto había más dinero para repartir para los programas sociales, para la educación, para la salud”, subrayó.

Dijo que ahora por culpa de los malvados, “no se le puede llamar de otra manera, ¡Malvados! ¡Por culpa de los malvados hemos tenido que recortar el presupuesto! ¡Por culpa de los malvados han quedado muchos hermanos sin empleo, sin trabajo!”.

Agregó que es por culpa de los malvados que tenemos pendiente todavía la reforma de la seguridad social. “Porque quieren que desaparezca la seguridad social y los trabajadores se queden sin protección”.

Y es por culpa de los malvados que estamos en un proceso de recuperación en el campo del turismo, “ahí va avanzando, pero todavía no tenemos la cantidad de turistas que estaban ingresando a Nicaragua hasta el año pasado e incluso a comienzos de este año. Veníamos muy bien, entonces tenemos que seguir luchando por la paz, porque la paz es fundamental para la estabilidad, la seguridad... ¿Y para qué? Con paz, con seguridad y estabilidad”.

El Presidente hizo énfasis en que las actividades productivas se están levantando, “y las están levantando en primer lugar campesinos que producen los alimentos de los nicaragüenses, de todos nosotros, donde se produce el maíz, los frijoles, el arroz, ahí se está produciendo, a pesar del daño provocado, a pesar de que los bancos no están entregando el crédito como lo entregaban en otro momento, pero ahí están los campesinos, dan la cara para garantizar los programas alimentarios de Nicaragua y poder exportar también algunos de estos productos como exportamos café”.

Destacó igualmente la forma heroica de familias y hermanos nicaragüenses que son dueños de un pequeño negocio. “Cómo han instalado de nuevo con toda la bravura, con toda la valentía han instalado de nuevo el pequeño negocio. Y se han multiplicado los pequeños negocios y también medianos negocios, y también grandes negocios se empiezan a retomar”.

Daniel resaltó el caso de la zona franca, que después que la trancaron y que asaltaban las plantas de zonas francas para que no trabajaran, las zonas francas en estos momentos ya se han recuperado y aún más, han logrado generar un poco más de empleo del que había antes de esta ola tenebrosa de destrucción.

“Entonces a seguir trabajando por la paz, por la estabilidad, por la seguridad. Tenemos que confiar en primer lugar en nuestras propias fuerzas, en nuestras propias capacidades, en nuestra propia inteligencia que la tenemos los nicaragüenses, confiando en Dios que vamos a salir adelante, y vamos a recuperar y aún más los niveles que teníamos de crecimiento antes de este desastre”, subrayó.

DOS

Camino al infierno

El Comandante ante la multitud que lo respalda dijo: “Ninguna maldición para los nicaragüenses que tienen una conducta destructiva. A ellos le decimos, se están haciendo daños ustedes mismos, les están haciendo daño a sus familias, le están haciendo daño a su comunidad, le están haciendo daño al pueblo de Nicaragua. Que se den cuenta que ese no es el camino para la felicidad de los nicaragüenses. Ese es el camino al infierno, y los nicaragüenses no quieren el infierno”.

Hizo un llamado a buscar ahí en el barrio, en el vecindario, en la comunidad como acercarnos a muchos hermanos nicaragüenses que, en medio de toda esa hecatombe fueron arrastrados, pero que hoy están conscientes que fue un grave error.

“Entonces hay que buscar como acercarnos y que se vengan sumando cada vez más nicaragüenses a hacer camino nuevo, todos los nicaragüenses, todas las familias nicaragüenses a hacer un camino nuevo de paz, de reconciliación, que es lo que vendrá a dar felicidad y progreso a todas las familias nicaragüenses”, manifestó Daniel.

¡Qué Viva el Pueblo de Nicaragua!
¡Qué Viva el 40 aniversario del Asalto al Palacio!
¡Sandino Vive, la Lucha Sigue!
¡Patria Libre o Morir!
¡Y que Viva Nicaragua Bendita y Siempre libre!

El Comandante Daniel Ortega concluyó sus palabras evocando la presencia del Comandante Hugo Chávez, recordando al hermano Nicolás Maduro.

“Han atentado contra su vida recientemente, hemos condenado ese atentado, es la locura, la desesperación de los que no quieren ver al pueblo en el poder. Así que, en este día, estamos con Chávez, estamos con Nicolás, estamos con el pueblo bolivariano, con el pueblo venezolano. Como estamos también con el pueblo de Fidel, con el pueblo de Raúl, con el Pueblo de Cuba. Como estamos con el pueblo de Evo, con Bolivia, pueblo valiente, pueblo heroico. Como estamos con los pueblo de nuestra América que tienen dignidad y que son solidarios con el pueblo Nicaragüense”, aseguró.

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS

DOS