La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz, hizo un comparativo entre el informe que han elaborado verificando y consultando fuentes públicas y privadas, con los publicados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), llamando la atención que en estas últimas se incluyen a nombres duplicados y fallecidos fuera del contexto.

De esta manera queda al descubierto la manipulación y divulgación de información falsa, tomando en cuenta que en el caso de la ANPDH, existen casos de personas sin nombres, sin identificación y por causas ajenas a la crisis, como accidentes de tránsito, entre otros. 

Cairo Amador explicó que el comparativo se hizo tomando en cuenta la iniciativa del Cardenal Leopoldo Brenes, de solicitar que delegados de Gobierno, de la Comisión de la Verdad y de los Derechos Humanos se reunieran para cotejar los datos.

El Comisionado Jaime López Lowery, dio a conocer que existen datos que son coincidentes, sin embargo, explicó que existe información que todavía puede ser mejorada.

En ese orden, dijo que el reporte de la Comisión de la Verdad comprende desde el 18 de abril hasta el 15 de agosto, mientras que la CIDH del 19 de abril al 19 de junio y la ANPDH al 25 de julio.

En el caso de la CIDH, que registra hasta el 19 de junio 212 muertos, 155 coinciden con la lista de la comisión, mientras que 34 de los que reflejan, han sido identificados como sucedidos fuera del conflicto.



Entre ellos, comprobaron que 9 fueron víctimas de robo con intimidación seguido de homicidio, 6 por enfrentamientos entre pandillas, 5 víctimas de homicidios por riñas personales, 5 muertes accidentales, 3 en accidentes de tránsito, 2 por problemas de propiedad, 1 debido a discriminación por orientación sexual, 1 que fue lesionado y no muerto, 1 de causa natural y 1 sucidio.

De ese reporte, otras trece personas no se han encontrado en los registros de medicina legal, mientras que 10, se encuentran duplicados en las listas.

Respecto a la lista de la ANPDH, 233 de los fallecidos coinciden, mientras que 105 son anexados, siendo éstos producto de la delincuencia común.

En esa misma lista, se incluyen a 57 fallecidos que no pueden ser verificados en los registros oficiales, 4 duplicados y 49 que se hacen pasar como víctimas, pero que no se ofrece su identidad ni identificación.

La Comisión de la Verdad ha verificado datos en instituciones como el Consejo Supremo Electoral, el INSS, MINSA, la Procuraduría General de Derechos Humanos y las listas publicadas por la CIDH y la ANPDH.

En el Caso del CENIDH, su último reporte fue en los primeros días de mayo y no se ha podido establecer comunicación con ellos, y los demás organismos independientes, debido a su negativa y falta de cooperación.