El Comisionado General Jaime Vanegas, Inspector General de la Policía Nacional, informó que esta institución viene desarrollando una efectiva Estrategia de Seguridad, realizando labores de vigilancia y patrullaje que ha logrado el restablecimiento de la libre circulación en todo el país y viene garantizando la Paz en Nicaragua.

“Lógicamente quedó una secuela porque anda una cantidad de delincuentes en las calles, pero estamos trabajando sobre eso, y por nuestra parte, la Policía Nacional continúa con el compromiso de seguir trabajando por la Paz, la Seguridad, la Tranquilidad de las Personas, las Familias y las Comunidades”, afirmó el jefe policial, durante una entrevista con el periodista Alberto Mora en la Revista En Vivo por Canal 4 de televisión.

Aseguró que a pesar que la Policía fue golpeada, quemaron vehículos y delegaciones (que ya están siendo reconstruidas), ya está volviendo a la normalidad,  tratando de garantizar la Seguridad, para que las personas se movilicen tranquilamente y continúen con sus actividades productivas, comerciales, culturales, artísticas; y todas las actividades cotidianas de las familias y comunidades.

“Determinamos hasta este momento 197 personas fallecidas”

El comisionado explicó que la Policía Nacional ha estado trabajando en auxilio al Ministerio Público, investigando todos los hechos que están vinculados a este intento de Golpe de Estado que comenzó desde el 18 de Abril.

“En el trabajo que hemos venido realizando en auxilio al Ministerio Público, hemos trabajado apoyándolos a ellos a través del área investigativa y los peritajes criminalísticos que nosotros realizamos”, refirió. 

poli

Explicó que se ha llegado a determinar la cantidad específica de personas fallecidas que corresponde a este período y que están vinculadas al contexto del intento golpista.

“Determinamos hasta este momento 197 personas fallecidas, las cuales lamentamos, y de las cuales, hay 22 hermanos y hermanas Policías que fueron asesinados”, precisó.

Dijo que también es muy importante tomar en cuenta que el trabajo que realiza la Policía Nacional no es solamente de investigación en este caso, sino que en todo momento, desde el inicio de estos hechos de violencia, ha trabajado para el restablecimiento del Orden Público y para el restablecimiento de la libre circulación de las personas, que es un Derecho Constitucional de todos los nicaragüenses.

“Quisiera resaltar que, el 19 de abril, que fue el primer evento ya de violencia, una de las personas fallecidas fue un Policía, y fue asesinado. Nosotros, a través de nuestras Fuerzas Especiales estábamos trabajando con Policías Antidisturbios, sin armas de fuego, y desde ese momento nosotros tenemos un Policía caído: el Capitán Hilton Manzanares, en cumplimiento de su Misión Constitucional del restablecimiento del Orden Público”, explicó. 

25 policías fallecidos en cumplimiento de misión constitucional

En este sentido, refirió que, desde ese momento, hasta el 25 de Julio se registran 25 Policías fallecidos. Lo cual es muy importante de resaltar, porque ni siquiera en países que están en guerra se van a registrar tantos policías fallecidos en cumplimiento de su Misión Constitucional.

“Es un golpe duro para nuestra Institución Policial que, en todo momento, además de nuestros Policías fallecidos, también debemos recordar que nuestras Delegaciones de Policía fueron asediadas, algunas fueron incendiadas, algunos policías nuestros fueron masacrados”, denunció.

Valoró que, a pesar de todo esto, la Institución Policial continúa trabajando en servicio a la Comunidad, al Pueblo; y asegurando o tratando de garantizar de llevar la Paz a las Comunidades nicaragüenses, la Seguridad y la Tranquilidad de las Familias.

Explicó que la Policía ha sostenido claramente de que ha habido una manipulación de las cifras de las víctimas, y esto es doloroso para las Familias nicaragüenses, para las personas que han perdido seres queridos, porque se tergiversa la información.

“Cuando una persona fallece la Policía lo tiene claro cómo falleció; comienzan las investigaciones, comenzamos a desarrollar diligencias investigativas, a realizar peritajes, a entrevistar testigos, comenzamos a revisar todas las diligencias investigativas para determinar el contexto, la causa, las motivaciones del fallecimiento o del asesinato de una persona, o el homicidio de una persona”, expuso. 

CIDH no presentó cifras que facilitó la Policía Nacional

En este caso, explicó que la Policía desde un primer momento facilitó las cifras de las víctimas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sin embargo, no son las cifras que este organismo presentó.

“Inflaron las cifras incluyendo a personas que fallecieron en contextos diferentes. Algunas personas murieron de causas naturales, otras en accidentes de tránsito, otras en accidentes de otra naturaleza y que fueron incluidas en el informe”, indicó.

Reiteró que en medio de tantas situaciones que se presentaron, se inflaron las cifras, se manipularon, se tergiversaron y presentaron unas cifras que no son las reales y que dan la imagen de que se presenta otra realidad de lo que está ocurriendo en Nicaragua a nivel internacional.

Recordó que en la Mesa de Diálogo se exigió que la Policía se reconcentrara en sus unidades; y fue cuando todas estas personas vinculadas al intento de Golpe aprovecharon para ir a instalar tranques y cometer fechorías por todo el Territorio Nacional.

“Nosotros vemos que los principales focos de violencia fueron en Managua, Masaya, Carazo y Matagalpa, es decir, con mayores cantidades de personas fallecidas”, puntualizó, y agregó que en este informe se refleja más de 30 policías secuestrados, y fueron torturados; más de 300 Policías lesionados.

91% de las muertes fueron por homicidios

El jefe policial detalló que el 91% de las muertes fueron por homicidios: entre estos 6 por accidentes de tránsito, 4 muertes accidentales, 2 muertes naturales, y 1 suicidio; en las 2 muertes naturales fallecieron por enfermedad; y feminicidios 10.

“Hemos sostenido que la mayoría de los homicidios que ocurren en Nicaragua son problemas de convivencia, la mayoría son por rencillas personales. Es decir, no es por Crimen Organizado, no es por Narcotráfico, no es por otras causas”, refirió.