Andrés Manuel López Obrador es declarado como presidente electo de México por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), organismo que le entrega al político su constancia de mayoría luego de desechar los pedidos de impugnación.

De este modo, tras desestimar este martes los cuatro juicios de inconformidad presentados por el Partido Encuentro Social (PES), el Tribunal brinda su calificación sobre el último proceso electoral de ese país norteamaricano. Además, el pasado viernes aquel ente ya había resuelto otros 277 juicios que planteaban irregularidades en los sufragios, cuyos pedidos obtuvieron el mismo resultado negativo de las autoridades.

Así las cosas, López Obrador es reconocido por el Poder Judicial mexicano como el ganador legítimo de las elecciones nacionales. En caso de no haber imprevistos, se espera que el referente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) asuma su cargo el próximo 1 de diciembre.