El canciller de la República, Jorge Arreaza, informó que el atentado ocurrido este sábado fue un magnicidio en gardo de frustración contra el presidente y contra quienes ocupan cargos del Estado.

Las declaraciones las dio durante encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en el país para explicar el intento de magnicidio contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, ocurrido el pasado sábado.

Arreaza agradeció las muestras de solidaridad recibida por distintos Gobiernos y organizaciones en rechazo al atentado contra el presidente.

"Quienes tenían duda de la conspiración, aquí tienen otra prueba más. Ojalá se puedan abrir canales de diálogo con la oposición, con el gobierno de Estados Unidos, y no que el día de mañana cataloguen de 'santos' a los autores de este acto de terrorismo", expresó Arreaza.

"Lo ocurrido y observado este sábado levanta las alertas, demostrando que hemos venido sufriendo ataques en diferentes escalas, (…) existe una correlación y realidad histórica que no podemos dejar pasar", afirmó.

Asimismo, el canciller exhortó a los diplomáticos a llevar a sus Gobiernos la causa por la defensa de la democracia en Venezuela, instando a rechazar los ataques de la derecha nacional e internacional contra la nación bolivariana, y agradeciendo a aquellas naciones y organizaciones que ya lo hicieron.

Las declaraciones las dio durante un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en el país, para explicar el fallido atentado vivido por el mandatario de la República, Nicolás Maduro, ocurrido este sábado.