El Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (CEDEHCA) emitió un pronunciamiento de condena a los trágicos sucesos ocurridos en el país desde el pasado 18 de abril.

 

PRONUNCIAMIENTO

El Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (CEDEHCA) hace del conocimiento de la población nicaragüense y en particular a los pueblos afrodescendientes, indígenas y mestizos de nuestra Costa Caribe, así como a la comunidad internacional, su enérgica condena a los trágicos sucesos ocurridos en el país desde el 18 de abril hasta el 15 de julio del corriente año, causando dolor, destrucción y muerte a la nación, socavando el Derecho a la Paz y la Convivencia Pacífica, que por tantos años había prevalecido en Nicaragua. Ante esta situación, CEDEHCA manifiesta lo siguiente:

1. Denunciamos de manera enérgica y categórica los comentarios y actitudes racistas vertidas en contra de la niñez afrodescendiente e indígena, que en estos meses han proliferado en cuentas de redes sociales de personas u organizaciones que adversan al gobierno. CEDEHCA reitera que los Derechos Humanos son universales, indivisibles e inalienables y la Constitución Política y Leyes del país, prohíben la discriminación racial en todas sus formas y manifestaciones.

2. CEDEHCA hace un llamado urgente al Gobierno del Reino de los Países Bajos a reconsiderar su decisión de suspender el financiamiento al Proyecto “Construcción y Equipamiento del Hospital Regional de Bilwi en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte”. CEDEHCA se compromete a recolectar firmas en apoyo a este importante proyecto, solicitando al Gobierno de Nicaragua que procure asegurar el financiamiento para el Hospital de Bilwi, que es de vital importancia para el pleno respeto al Derecho a la Salud de los pueblos afrodescendientes, indígenas y mestizos del Caribe nicaragüense.

3. Destacamos que la población de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Norte y Sur, desde un inicio se pronunció en contra de cualquier intento de rompimiento del ordenamiento constitucional, denunciando la violencia criminal y flagrantes violaciones al Derecho a la Vida, Salud, Alimentación y Libre Movilización de las y los nicaragüenses.

4. Las universidades comunitarias e interculturales del caribe nicaragüense, la Bluefields Indian and Caribbean University (BICU) y la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua (URACCAN), también rechazaron la violencia y la destrucción, pronunciándose en apoyo al Diálogo Nacional como el único camino para encontrar la Paz y la Seguridad en Nicaragua.

5. Reconocemos los desafíos relacionados al Diálogo Nacional y por ello reiteramos ésta debe realizarse de buena fe, entendiendo su objetivo principal debe ser la creación de condiciones que propicien la paz y la convivencia armoniosa. Ello implica, separarse de posiciones individualistas y aportar a la definición de una agenda nacional que pueda ser entendida, aceptada y compartida por todos y todas.

Dado en la ciudad de Bilwi, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, a los 24 días del mes de julio, 2018