"Las conquistas alcanzadas por la Revolución Sandinista son inocultables. Sin embargo, el imperio y sus acólitos domésticos han desatado una criminal acción desestabilizadora con el propósito de derrocar al gobierno que preside Daniel Ortega", expresó el embajador de Venezuela, Jorge Valero, en las Naciones Unidas, en Ginebra.

El diplomático venezolano expuso que la Paz y el Diálogo político, promovido por el Presidente Daniel Ortega prevalecerán.

A su vez, manifestó que el imperio utiliza a la OEA para hostilizar a Nicaragua y su revolución.

"Pretenden dar lecciones de democracia, cuando ésta no es más que un ministerio de colonbias yanqui. Alertas debemos estar ante la arremetida imperial contra Nicaragua y sus instituciones democráticas, que pudiera proyectarse en el sistema universal de derechos humanos", expuso Valero.

El embajador patentizó el respaldo del Gobierno Bolivariano para que Nicaragua continúe su camino soberano, libre e independiente, profundizando las conquistas sociales en un ámbito de paz, fraternidad y democracia.