Los más de mil estudiantes del Centro Educativo República de Canadá, en el Distrito VII de Managua, se mostraron muy contentos al recibir la segunda entrega de la merienda escolar en este ciclo escolar.

Quintales de arroz, frijoles, maíz y cereal asi como galones de aceite, fueron entregado en este centro, lo cual permitirá tener más nutrición para los alumnos y mejores condiciones para captar mejor el aprendizaje.

Karen Monje, directora del Centro Educativo, expresó que la merienda escolar es un excelente programa para los niños y padres de familia que los vienen a apoyar en la preparación de los alimentos.

"Sólo el Comandante Daniel y la Compañera Rosario han hecho posible esta merienda escolar a los niños", mencionó.

Doña Julia Lorena López es madre de familia y pertenece al Comité de Alimentación Escolar (CAE), ella agradeció al gobierno presidido por el Comandante Daniel Ortega y a la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo por esa gestión que hace en beneficio de los niños.

 “Eso nos favorece bastante a nosotros, porque los niños se nutren con algo a diario. Algunas madres a veces tenemos dificultad de mandar a los niños sin desayunar y aquí se les da ese beneficio”, indicó.

Por su parte, la niña Kimberly Ruiz, una de las beneficiadas con la merienda escolar, dijo que le parecía muy bien que hayan llegado a dejarles la comida.

Me parece muy bien porque es bonito que el Presidente Ortega le esté ayudando a los niños que talvez son pobres y no tienen dinero para la comida”, acotó Ruiz.

51 centros escolares beneficiados en Distrito VII

En el Distrito VII la merienda escolar beneficiaria a más de 17 mil estudiantes de preescolar y primaria de 51 centros educativos, entre ellos preescolares comunitarios y colegios públicos.

La delegada del MINED en el Distrito VII, compañera María Elizabeth Aragón, expresó: “Primeramente damos gracias a Dios y a nuestro Buen Gobierno que se preocupa por la educación de nuestros niños”.

De esta manera se le asegura la alimentación a estos niños que les viene a ayudar la permanencia escolar y facilitar el programa integral de nutrición escolar porque ayuda a los estudiantes a tener mayor entusiasmo y energía con las clases, “y como siempre decimos: sin hambre se aprende mejor”, puntualizó