La Vicepresidenta de la República, compañera Rosario Murillo, expresó su agradecimiento infinito a la Providencia porque el pueblo ha sido capaz de recomponer y restaurar la paz en nuestra Nicaragua, y aseguró que como potencia moral que somos, nos disponemos todos los días a crear la Paz confiando en Dios.

“Nosotros no andamos con prácticas satánicas y prácticas terroristas; nosotros somos puro amor y puro amor por la paz. En esta plaza, donde solo está Managua, vemos Amor por Nicaragua, Amor entre hermanos nicaragüenses, amor de familia”, dijo Rosario, tras el acto conmemorativo del 39/19.

Expresó que Nicaragua quiere vivir en Paz; y ese es el compromiso que tiene el gobierno y el Estado nicaragüense, garantizar que la voluntad del pueblo, que es la voluntad de Dios, se cumpla.

“Que podamos restaurar el alma nicaragüense para aprender nuevamente a convivir como hermanos, y ese es el llamado que ha hecho nuestro Comandante Daniel, a dejar atrás el odio”, sostuvo.

¡Debemos aprender a reemprender!

Rosario reiteró que es importante dejar el odio atrás, sobre todo aquellos que quisieron señorear desde nuestra Patria libre con odio, con crímenes inauditos, torturas terribles que hemos visto en tantos vídeos, esas prácticas diabólicas, satánicas; con esos crímenes y esos asesinatos.

“¡Cuánto dolor, cuánta destrucción! Pero, siempre lo hemos dicho, nosotros no podemos llenarnos el corazón de odio y de afán de venganza, para eso hay justicia, para eso hay instituciones, y habrá justicia”, aseguró.

La compañera expresó que como nicaragüenses que somos, debemos aprender a reemprender otra vez, aunque reemprender es más difícil, al igual que reconciliarnos, porque hay mucho dolor y hay mucha indignación.

“Ese es un aprendizaje que tenemos que realizar todos juntos, y ahí es donde tenemos que acompañarnos y pedirle a Dios mucha fortaleza, para confiar en Él y que podamos sacar el odio de tantos corazones, que podamos perdonar a aquellos que nos han ofendido, humillado; porque nos han querido humillar”, dijo.

“Somos capaces de perdonar, pero no olvidar”

La Vicepresidenta explicó que todas estas prácticas vienen a querer humillarnos, a querer generar sentimientos de vergüenza en los sandinistas.

“¿Por qué vamos a tener vergüenza los sandinistas?, si nos sentimos orgullosos de todo lo que avanzamos con un Gobierno Cristiano, de Amor Cristiano; un Gobierno Socialista y un Gobierno Solidario como nunca ha habido en nuestro país”, indicó.

Expresó que quisieron llenarnos de vergüenza, quisieron desmoralizarnos, y no han podido, ni podrán, porque somos un pueblo lleno de fe y de esperanza, y somos capaces de perdonar, pero no olvidar.

“Vamos a perdonar para construir una paz duradera, para construir capacidad, para convivir, porque tenemos que seguir viviendo en la misma comunidad, en el mismo barrio, no odiarnos”, sostuvo.

La compañera refirió que no podemos tomar venganza por nuestras propias manos. Sino que vamos a demostrar que somos una potencia moral, porque nosotros tenemos esa fuerza moral, ese espíritu inmenso, infinito.

“No olvidamos, pero tenemos que disponernos a convivir otra vez pacíficamente para poder construir la paz todos los días, y retomar las sendas, los caminos de Bien Común, que nos lleven a trabajar y a prosperar, que es lo que todas las familias queremos en Nicaragua, seguir prosperando, seguir cambiando la vida”, manifestó.

¡Vamos para el 40/19, Dios mediante!

Rosario indicó que aquí estamos, hoy 39/19. Y vamos para el 40 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista, Dios mediante. Y expresó que Dios nos conserve a todos con vida para verlo, para vivirlo.

“Que podamos en el 40 Aniversario de la Revolución, darle gracias infinitas a la Providencia porque fuimos capaces de recomponer y restaurar la paz en nuestra Nicaragua, como potencia moral que somos todos los nicaragüenses y nos disponemos todos los días a crear la paz confiando en Dios”, reiteró.

La compañera expresó claramente que es en Dios que nosotros confiamos, porque la intermediación desgraciadamente está llena de vicios humanos.

“Los seres humanos como intermediarios nos llenamos de vicios. No hay un solo ser humano que esté libre de pecado: que tire la primera piedra el que esté libre de pecado”, refirió.

“Paz y Bien para que vuelva la alegría a los rostros”

Explicó que todos los seres humanos podemos tener una relación directa con Dios, y todos los días pedirle.

“¡Todo lo podemos en Dios, en Cristo que me fortalece! Y pedirle, nosotros los católicos también a nuestra Madre María que nos restaure la paz, la armonía, en esta Nicaragua. Y hacerlo con mucha devoción, con todo el buen corazón que nos caracteriza”, sostuvo.

Rosario indicó que nos estamos disponiendo para que retomemos la paz de todas las familias nicaragüenses. Paz y Bien para que vuelva la alegría a los rostros.

“Paz y Bien para que vayamos prosperando al ritmo que nos sea posible a todos; ¡prosperando paso a paso, para eso está hecha Nicaragua, de Vigor y de Gloria, para la Libertad, para la Humanidad, para la Felicidad y la Prosperidad!", concluyó.