Los Comandantes Edén Pastora y Raúl Venerio, coinciden en asegurar que en la víspera del 39 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, el pueblo comprometido con la paz, el desarrollo y la tranquilidad de Nicaragua, derrotó a las fuerzas oscuras de la Derecha que intentó ejecutar un Golpe de Estado, con el financiamiento del imperialismo norteamericano.

Pastora y Venerio estuvieron en Canal 4, donde realizaron un análisis junto al periodista Alberto Mora, del actual contexto que vive Nicaragua, la Revolución Popular Sandinista y como el liderazgo del Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, sale fortalecido.

“Estamos conmemorando el 39 aniversario de la guerra revolucionaria, una guerra suigéneris, porque el mundo después de la muerte del Che Guevara en Bolivia, se creía que no se podía dar otra revolución armada en América Latina y nosotros dimos la sorpresa, nosotros los nicaragüenses, nosotros los sandinistas, nosotros los revolucionarios, una guerra donde peleábamos con la cara descubierta y nada de encapuchados, donde peleábamos en trincheras o barricadas, nada de tranques, porque nosotros peleábamos contra los tanques de la dictadura que el imperio les había dado, nosotros eran trincheras, no eran tranques para que el pueblo no se moviera, todo mundo se movía en las carreteras no habían tranques”, reflexionó Pastora.

Valoró que la Revolución que derrotó a Somoza, estaba preñada de conciencia, se tenía un plan de gobierno y un fundamento ideológico sandinista, para tomar el poder y desde ahí hacer cambios sociales, económicos y políticos.

Pastora sostiene que Nicaragua en los últimos 11 años en paz, el FSLN con el Comandante Daniel ha dado los cambios para el desarrollo del país, mismo que continuará una vez derrotado el golpe, cuyos autores tendrán que rendir cuenta a la justicia.

“En el mundo cuando los golpes de estado fracasan, los golpistas o están muertos, están presos o están exiliados, pero aquí no, aquí andan caminando, todavía pretendiendo matarnos, pretendiendo seguir haciendo tranques, pretendiendo secuestrarnos y están vivos por una razón, por la bondad del Presidente Daniel Ortega, nuestro comandante”, señaló Pastora.

Celebramos con alegría

Este 19 de julio lo celebramos con alegría a como debe ser, porque el FSLN está en el poder y se hace una revolución en libertad, en democracia como la soñaron nuestros héroes y mártires.

“Hoy todo el pueblo de Nicaragua, todo Managua va a ir a la plaza y con la presencia nuestra vamos a respaldar la paz, vamos a respaldar la Revolución que estamos haciendo y que se va hacer siempre porque la Revolución no tiene fin, el que diga que ya hizo la revolución es contrarrevolucionario, no, la revolución nunca deja de estarse haciendo los cambios”.

Indicó que los golpistas no pudieron ejecutar su Golpe Blando, pero en el que también utilizaron armas de guerra, la mentira y el engaño. Los golpistas mataron a más de 20 policías, a decenas de simpatizantes sandinistas y a personas que no tenían ninguna participación directa con las llamadas “protestas pacíficas”.

Recuerda glorioso triunfo de la Revolución 19/79

Acusó a los derechistas del MRS Dora María Téllez, Henry Ruiz y Hugo Torres, de estar detrás de este intento golpista, en alianza con la burguesía empresarial y una parte de los obispos que son adversos al FSLN.

El Comandante Raúl Venerio, recordó varias anécdotas vividas por los combatientes revolucionarios hace 39 años, principalmente de aquellos integrados en el Frente Interno, del cual fue jefe de logística.

“El día 19 de julio de 1979 estaba en Granada esperando el avance a Managua de todos los frentes de guerra, el día 17 y después del repliegue nos constituimos en una tropa expedicionaria, viajamos a Jinotepe, Granada y Diriamba, consolidando esa posiciones para seguir avanzando en la lucha con la dictadura”, memorizó Venerio.

Ese 17 de julio, señaló que todos los municipios del país estaban liberados y que Managua aún habían focos de resistencia de la Guardia Nacional, dado que Francisco Urcuyo, quien asumió la presidencia de Nicaragua por algunas horas, tras la huida de Anastasio Somoza, se negó a entregar la banda presidencial a la Junta de Gobierno.

“Edén recordaba algo muy importante que hay que resaltar en este 19, le llamó el puente, el puente de hace 39 años y el puente de hoy, la propuesta del FSLN insurreccional es la que triunfa sobre la dictadura y cuál es la importancia de esto, ese 19 de julio no solamente estábamos derrotando a la dictadura, sino que estábamos derrotando algo más importante para el futuro de la Revolución, estábamos derrotando a la exclusión que desde 1821 se había instalado en los países centroamericanos”, destacó Venerio.

Líderes del golpismo son asesinos y terroristas

Comentó que la Revolución es tan bondadosa que está tomando en cuenta a todos, incluyendo a los golpistas que están matando a nicaragüenses. “Con mucha prudencia el Comandante Daniel, dueño de un pensamiento estratégico para este país, como es la unión de todos y si bien hay cabezas calientes, asesinos que están vendidos al imperio y el imperio sigue, no contra el sandinismo en su conjunto por el ejemplo que estamos dando y eso creo que es un puente muy importante donde ha pasado mucha agua debajo de él, no porque sea un agua que se desperdicia, sino porque es un agua que nos refresca”.

Pastora y Venerio señalan categóricamente que los líderes del intento de golpe en Nicaragua, son asesinos y aunque no les guste, así deben llamárseles, porque todas las características de esta inestabilidad durante dos causaron mucho daño al pueblo y al país.

“Ellos siguen con su política excluyente y nosotros con nuestra política incluyente como tercerista, ahora los veo en el mismo plan, quieren solo ellos. Pasamos dos meses con la conducción del comandante, pidiendo paz y vos veías a 100 % noticias, el 10 y el 14, que pedían guerra y violencia, mientras los canales nuestros llamaban al amor y la paz”, indicó Pastora.

Durante esos dos meses de ofensiva derechista, el pueblo sandinista estuvo replegado y “hasta clandestino porque nos mataban y nos quemaban las casas, nosotros estuvimos como lo ha dicho claramente el comandante Daniel, 17 años peleando con el último infante de marina norteamericano, contra el somocismo y nunca quemamos la casa de un somocista”.

Rechazaron este golpe de estado, porque además utilizaron a la delincuencia común y se aliaron con el crimen organizado, con el narcotráfico, para que les apoyara logísticamente con dinero y armas.

Hoy jueves 19 de julio se cumplen 39 años del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, proceso que representó un punto de inflexión en la historia de la nación centroamericana, ya que significó el fin de la dictadura de la familia Somoza.

Oenegés financiaron estrategia fracasada del golpismo

Ante el financiamiento de organismos internacionales camuflados en las conocidas y amañadas ONG del país, los comandantes refieren que la falsa libertad de expresión ha sido nada más y nada menos que una estrategia utilizada durante el fracasado golpe de estado, misma que se inició desde la manipulación en las redes sociales, seguido de los medios de comunicación cuyos intereses políticos quedaron una vez más evidenciados.

“Además del imperio, ellos tienen como única arma y que la manejan a la perfección es la mentira, han engañado a medio mundo, y lo vemos en medios de comunicación en los que se me señala como director de todo lo que hoy se hace para garantizar la seguridad del pueblo. Han dicho que desde mi casa salieron armas para liberar Jinotepe, mienten a la perfección, saben mentir y que bueno podemos esperar de gente que engaña y siguen diciendo que el Gobierno ocasionó 300 muertos”, expresó Pastora.

La manipulación abarca a su vez las falsas cifras de los nicaragüenses asesinados por las manos de los golpistas, quienes se han valido de los fallecidos para justificar todo el terror sembrado en las familias nicaragüenses.

“Hay un registro de 55 muertos dichos por la Comisión Internacional de Derechos Humanos, en contra de los 80 muertos nuestros, nosotros hemos tenido esa cantidad de caídos. 22 policías asesinados, muchos asesinados con disparos en el pecho, la cabeza y hasta los han quemado y el sacerdote pidiendo que los lanzaran a las letrinas”, dijo Pastora.

“Lo bueno de toda esta situación es que el pueblo no se deja engañar, porque no es un pueblo pendejo. Hemos visto actos de villanía, pero todo al amparo del imperialismo norteamericano que tiene sus orígenes en América, recordemos que ellos vinieron a colonizar y su presencia de entrada costó 100 millones de vidas, en los originarios indios norteamericanos, siendo una barbaridad y ese ha sido su permanente actuar, Somoza tenía una escuela la que la sacó de West Point”, refirió Venerio.

La iglesia católica y su participación en el golpismo

El rol de la iglesia católica y su participación en el intento de golpe de estado ha ocasionado para los comandantes una fragmentación de la fe y la credibilidad que tenía ante el pueblo nicaragüense quienes depositaron su confianza en ellos.

“Vemos un mensaje odioso e increíble, proviniendo de una iglesia católica que se supone es todo lo contrario. No hablamos de todos los sacerdotes porque vemos religiosos buenos como el Papa Francisco, así como el Obispo Sándigo, Bosco Vivas”, dijo Venerio.

Ante la traición de quienes en su momento formaron parte de las filas del Frente Sandinista y que en la actualidad son los principales esbirros de la revolución, los comandantes Pastora y Venerio condenan ese actuar visceral en contra del pueblo.

“Yo los conozco mejor que nadie y me dejó perplejo cuando Hugo Torres, el Comisario político del glorioso Ejército Popular Sandinista, Dora María Téllez, Víctor Hugo Tinoco, y ahora van al imperio donde sus amos. Es inconcebible ver que todos en su mayoría de condición humilde, desclasados. Fueron mis ex compañeros y los quise con el alma porque se portaron bien en la guerra revolucionaria, no así en la revolución”, dijo Pastora.

El respaldo de los países hermanos latinoamericanos es una muestra más de la unidad y la solidaridad de los pueblos que hoy luchan en contra de la injerencia y los ataques cobardes a los avances de las revoluciones populares.

“El sandinismo tiene otra visión del mundo, somos una escuela en la que vemos las cosas desde otra perspectiva y el Comandante Ortega es quien ha recibido ataque, desprestigio, pero cuenta con una actitud frente a la vida, actitud que no la tiene el conservador pues son diametralmente opuestos”, expresó Venerio.

"Jamás usamos barricadas para apresar al pueblo"

Ante los vejámenes de los golpistas quienes han quemado a los miembros de la Policía Nacional y la militancia sandinista, el comandante Pastora expresó enérgicamente que en las filas del Frente Sandinista no caben las conductas terroristas y de presentarse algún caso de ese tipo, el culpable recibirá sanciones morales y judiciales.

“Yo quiero decirle al pueblo, que, si un sandinista comete una barbarie de tal naturaleza, va a recibir un castigo serio de parte del Comandante Daniel Ortega, porque conozco bien al comandante, es un hombre creyente en sus valores y principios y no va a permitir que se le degenere su partido, su tropa. Cualquier sandinista que cometa un error contra la moral cristiana, va a recibir un castigo serio y una condena generalizada del pueblo sandinista. Jamás usamos barricadas para apresar al pueblo o quemarlo vivo, nosotros amamos a nuestro pueblo y apostamos a los cambios sociales que mejores a la gran mayoría del pueblo”, expresó.

La recuperación de la paz

Los comandantes Venerio y Pastora expresan que hoy más que nunca la militancia sandinista está comprometida con el restablecimiento de la paz, la tranquilidad y la seguridad, mismo que con esfuerzo se había alcanzado en el país.

“Los nicaragüenses somos trabajadores y vamos a seguir luchando y vamos a estar junto al comandante y la revolución en libertad y democracia, aunque les arda, porque siempre hemos sabido dar la batalla y la paz la estamos recuperando”, expresó Pastora.

Cohesión del sandinismo y respaldo al Comandante Daniel

El intento de golpe por la derecha, más que toda la situación de terror y violencia promovida, forjó una cohesión del sandinismo, principalmente de aquellos que estaban de alguna manera distanciados e hizo que hoy dijeran estamos presentes y con el Frente Sandinista no se metan.

Pastora señaló que él defiende el proyecto revolucionario, a la Revolución y a su líder el Comandante Daniel Ortega, “porque es el líder indiscutible y único, no hay otro. El dirigente y acertado porque está desarrollando una revolución en libertad y en democracia”.

Resaltó que en estos 11 años no hubo bombas lacrimógenas, presos ni asesinatos políticos, torturados ni exiliados y más bien Nicaragua era uno de los mejores de América Latina con el desarrollo de programas, crecimiento económico, turismo y “la Managua convertida en ciudad oscura por los tres gobiernos neoliberales, era ahora la ciudad luz, la de mil colores”.

“Entonces, al que está haciendo esto, el que lleva la batuta tengo que apoyarlo (...). Definitivamente, quien se atreve a decirme que este gobierno hace 3 meses, no era el mejor de América Latina, no era el mejor de la historia de Nicaragua”, mencionó.

Añadió que él toda su vida la ha consagrado a la lucha revolucionaria sandinista para ser parte de este pueblo con orgullo, para lo cual se necesita de un pueblo que cante, estudie, ría, alegre, sano, fuerte, “y eso era lo que estaban logrando el Comandante Daniel Ortega dirigiendo a este partido, a este gobierno, a este pueblo sandinista”.

El Comandante Cero aseveró que conoce muy bien a los 9 comandantes de la Revolución y el único con calor humano es el Comandante Daniel, “a mí me consta el calor humano, la humanidad de Daniel Ortega Saavedra, definitivamente. Ahora he visto a muchos con banderitas, ingratos, mal agradecidos”.

Juventud, relevo generacional

Por su parte, el Comandante Venerio indicó que Ortega también hace la diferencia no solo como revolucionario y político de los demás políticos, porque con el Frente y el proyecto revolucionario cumple sus promesas y está seguro que como en el pasado, el triunfo es del pueblo, encabezado por su líder.

Asimismo, destacó el relevo generacional con una juventud que asimila y está dispuesta, porque así lo ha demostrado.

“Eso significa un compromiso y una semilla que no está en tierra árida. Eso creo que hay que respetarlo, recomendarlo y apoyarlo. Nosotros con lo poco y mucho que podamos hacer, estamos dispuesto a eso, para cumplir con lo que se le ha prometido al pueblo nicaragüense de parte del sandinismo”, afirmó Venerio.