Comerciantes de diferentes productos y trabajadores independientes manifestaron que salieron a trabajar este viernes, fecha en la cual la derecha golpista llamó a un paro de 24 horas, porque necesitan llevar el sustento a sus hogares y sus familias.

En un recorrido que se hizo por diferentes barrios y mercados capitalinos, se pudo observar afluencia de circulación vehicular, comercios abiertos, gasolineras brindando servicios y buses viajando a los departamentos, taxistas, así como población movilizándose en las calles para realizar sus pendientes.

Julio Buitrago un obrero de la construcción expresó: “Todo mundo anda trabajando normal, yo que soy trabajador de la construcción, voy para mi trabajo”.

“El pueblo quiere trabajar, progresando. Tres meses atrás vivíamos lo mejor, mejor que cualquier país, éramos envidiable, pero como estos envidiosos matreros y mareros, son los únicos que vinieron a desbaratar al país en menos de dos meses”, agregó.

Los comerciantes en los mercados llegaron desde muy temprano a abrir sus tramos y ofertar sus productos. Doña María Pérez llegó desde Jinotepe al mercado Israel Lewites como todos los días a ofrecer sus aguacates.

“Tenemos que trabajar porque si no trabajamos no comemos. El pueblo eso quiere, avanzar y salir adelante, dejar lo malo atrás”, dijo Pérez.

Asimismo, doña Marcelina Quintero manifestó: “Estamos trabajando como siempre, porque si no trabajamos no comemos, por eso hay que trabajar para comer, porque nadie nos va a dar. Desde tempranos estamos aquí para ganarnos el pan de cada día”.

A don Edgard Peralta lo encontramos haciendo una gestión bancaria e indicó que quieren seguir trabajando en paz y seguir adelante. “Eso ya aburre, eso ya es vagancia, ya andar 2 meses y medio en esto es vagancia. A mí me tuvieron 11 días en un tranque, nada gané, más bien pérdidas. Ya que quiten eso, que queremos trabajar en paz”, acotó.

Asimismo, el taxista Jairo Herrera dijo: “Tengo que trabajar todos los días porque tengo una familia que mantener, tengo hijos que educar. Lamentablemente la situación que estamos viviendo hoy en el país, estamos con más temor que confianza”.

Como parte del pueblo, Herrera señaló que ya se debe detener la violencia porque necesitan trabajar para el bienestar de sus hijos.

“Lo que demandamos realmente es paz, es tranquilidad, que vayan a la calle a trabajar con la mayor normalidad y seguridad”, refirió.