Con optimismo y confiados en que volverá la paz y seguridad en Nicaragua, los Trabajadores por Cuenta Propia desde muy temprano abren sus negocios para ofrecer sus productos.

En el sector del Israel Lewites se observa la afluencia de compradores y la normalidad en las labores cotidianas en los negocios de venta de queso, tortilla y frutas.

Hay que destacar que, en este sector, el tráfico está fluido y las familias salen a realizar sus actividades cotidianas.

Desde hace 9 años, doña Silvia López ha trabajado tranquilamente en su negocio de venta de tortilla en este sector.

Comercio1

"Esta situación nos ha afectado, pero nosotros no vamos a dejar de trabajar. Yo abro de lunes a sábado y queremos seguir trabajando en seguridad y paz a como lo veníamos haciendo en todos estos años".

Esta mujer emprendedora vende 2 mil tortillas en el día y brinda empleo a 5 trabajadoras.

Don Andrés Pérez, quién se dedica a la venta de bisutería y elaboración de bastones de madera, todos los días abre su negocio.

"Las ventas han bajado, pero yo no voy a dejar de abrir el negocio, porque si no trabajo no comemos y tenemos deudas que pagar", afirmó.

Aseguró que "lo único que queremos es paz y seguridad para seguir avanzando, porque vivíamos tranquilos, estábamos bien".


Daniel es el único que ha ayudado al pobre

Comercio1


Don Andrés valoró que el Presidente Daniel Ortega es el único que ha ayudado al pobre y ha traído progreso a Nicaragua.

"Esos gobiernos liberales estuvieron en el poder 16 años y nunca ayudaron al pueblo, y el FSLN llegó al poder y nadie nos cuenta cuento, podemos ver con nuestros ojos el progreso y los programas que han ayudado al pueblo".

El puesto de venta de queso chontaleño de Cecilia Ramos no ha dejado de abrir a sus clientes.

"Nosotros queremos seguir trabajando seguros y pase lo que pase, no vamos a detener nuestras labores", finalizó.

 

Comercio1

Comercio1