Seis de los doce niños atrapados en la cueva tailandesa de Chiang Rai han salido ya de la parte inundada y, tras caminar a pie hacia la salida, se encuentran en el hospital.

Aunque el primer plan era que fueran evacuados primero los menores en mejores condiciones se encontraban, un médico australiano que trabaja en el interior ha decididoque salieran primero los niños "más débiles" puesto que las condiciones de la cueva son las mejores en días.

Las autoridades de Tailandia confirmaron en la mañana de este domingo que los equipos de salvamento habían dado inicio a las tareas de rescate de los doce niños y el adulto atrapados desde hace más de dos semanas en una cueva del norte de país. Narongsak Ossottanakorn, portavoz de las operaciones, señaló que 18 buzos protagonizan la operación después de que el nivel del agua que inunda parcialmente las grutas haya descendido de forma notable, por lo que los niños podrán caminar en gran parte del trayecto.

"Ellos pueden caminar ahora a lo largo de muchas partes. Es el momento mas adecuado para sacarlos", explicó. Los rescatistas, 13 extranjeros y 5 tailandeses, "son los mejores" para realizar la evacuación, aseguró Narongsak, que precisó que esperan que el primer menor salga de la cavidad durante la noche del domingo.