La Avenida de Bolívar a Chávez fue el destino final de la Caravana por la paz protagonizada por miles de nicaragüenses con corazón sandinista, que partieron desde Plaza de Las Victorias y recorrieron varios kilómetros hasta concluir en este punto de la capital, donde se celebró un concierto por la paz y un acto presidido por el Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

Tras concluir el acto, la Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, declaró que el pueblo nicaragüense es indoblegable, valiente e invencible y con él todos nos sentimos fortalecidos como cristianos en la fe y esperanza.

“Porque sabemos que este es un pueblo lleno de amor, un pueblo que quiere paz, un pueblo cristiano”, indicó.

Mencionó que el mensaje que brinda este pueblo con su gesto, mirada, con sus mensajes escritos, es de amor, paz, reconciliación y, sobre todo, expresa el compromiso, la necesidad de siempre ir adelante.

A mí me resulta conmovedor, todas las actividades que hemos visto en estos últimos días, cada tarde, miles de miles de hermanos nicaragüenses venciendo el odio, manifestándose por amor y a favor del amo; manifestándose en contra del odio, de la maldad, de la perversidad, del terrorismo, en contra de los crímenes de odio, porque como decía nuestro Comandante aquí se han cometido perversidades, crímenes de odio y Nicaragua dijo basta, ¡Basta ya!", expresó Murillo.

Porque el pueblo nicaragüense, dijo, lo que quiere es vivir en paz, como hermanos y cristianos, “vivir como familia, como familia nicaragüense, queremos trabajar, queremos recuperar y restaurar nuestro derecho nicaragüense a que esta tierra sea de todos, de verdad de todos y que podamos cambiar a Nicaragua para bien, para seguir luchando contra la pobreza, porque es la agenda de este Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario”, mencionó.

La Compañera Rosario destacó que todos aquellos que han cometido el terrible error de atentar contra la paz, el amor, cariño, progreso, prosperidad y el bien común, “sobre su conciencia carga tanto crimen tanto pecado, porque de verdad es un pecado, un sacrilegio, haber atentado contra un pueblo que solo quiere y quería paz, tranquilidad y trabajo”.

De cara al 19 de julio

Señaló que en la ruta hacia el 19 de julio, se continúa restaurando el alma nicaragüense como familia, como hermano y la potencia del mensaje cristiano que establece que todos somos hijos de Dios, hermanos y debemos procurar la paz.

En este camino hacia el 19 de julio, al 39 aniversario y Siempre Más Allá, nuestro compromiso es seguridad, paz, trabajo y vida para todas las familias nicaragüenses, y vivir, aprender todos aquellos que dejaron atrás su compromiso cristiano, que aprendamos a vivir como hermanos nuevamente y que aprendamos a valorar la generosidad de este pueblo que es capaz de perdonar y trascender, no de olvidar”, indicó.

 Debe haber más comunicación y unidad

La compañera dijo que ha habido tanto crimen horrendo, tortura y terrorismo y “para que podamos trascenderlo, somos capaces de perdonar, pero no de olvidar. Qué quiere decir esto, que vamos a estar cada vez procurando más comprensión entre nosotros, más comunicación y más unidad para poder ir adelante”.

Asimismo, expresó “que no nos paralice ningún afán de venganza, ya la justicia se ocupará de los terroristas, de los asesinos, de sus financiadores. Nosotros como seres humanos en este plano de vida, perdonamos, no olvidamos, porque para ir adelante en esta patria de todos tenemos que promover paz y bien”.

Héroes de la paz

Envió un mensaje a todas las familias que han perdido un ser querido diciendo que el compromiso es de justicia y paz. A todos los héroes de la patria de los últimos días, muchos de ellos que han sido asesinados o brutalmente torturados, “son héroes de la paz”.

Nicaragua tiene que volver a ser tierra de paz y tiene que volver a ser un territorio donde florezcan las virtudes y florezca el encuentro y la fraternidad. Y para eso estamos comprometidos”, finalizó.