Para muchos comprar cables baratos para cargar su celular puede resultar un verdadero peligro ya que podría causar estragos irreparables a tu teléfono.

Quedarse sin batería y utilizar un cable que tenga un costo más accesible no es lo más recomendable.

Los cables cargadores originales funcionan como u transformador de corriente convirtiendo voltajes de un circuito y adaptándolos a los que necesita tu móvil. Esto lo hace gracias a un chip que regula la cantidad de energía que puede recibir la placa de tu teléfono.

Los cables que no poseen este chip o en el mejor de los casos poseen uno falso podrían acabar con tu teléfono si lo conectas a una corriente con alto voltaje.

Por otro lado un cable “barato” hará que tu teléfono tarde más tiempo en cargar la batería.

Es recomendable que intentes buscar uno que tenga una garantía de fabricación que asegure que fueron diseñados para ese modelo en concreto.

 

Señales de que tu cargador NO es el adecuado:

-No se carga. Falsa carga (muestra el icono de la pila pero el porcentaje está al 0%).

-La batería baja de un porcentaje a otro rápidamente.

-La carga es aleatoria: a veces, muy rápido; otras, muy lento y otras se estanca.

-La batería está a un cierto porcentaje, lejos del 5%, y se apaga de repente.