A dos meses de la ola de violencia desatada por grupos opositores al Gobierno Sandinista, la economía de Nicaragua está retrocediendo, alejándose de las expectativas de crecimiento y en su lugar generando desempleo y pobreza.

Ante esa realidad, Leonardo Torres, presidente de la Conimipyme y miembro de la Mesa de Diálogo Nacional, analizó en una entrevista del Programa En Vivo, de Canal 4, las consecuencias que la crisis está generando en la economía nicaragüense y remarcó que la solución es que “tenemos que trabajar todos para garantizar la paz, la seguridad del país”.

“La situación económica del país desgraciadamente es una situación difícil, una situación lamentable. Nosotros, un poco hablábamos de que la destrucción de la economía va en términos de un tobogán de alta velocidad hacia abajo. Nosotros podemos andar por más de 20 mil empleos perdidos en dos meses. Y estábamos hablando de más de 100 millones de dólares que ya en la economía ha dejado de generar”, estimó Torres.

En Nicaragua las mipymes generan el 87% de los aportantes al seguro social y generan el 90% del empleo, según los datos del estudio Cartografía Digital, realizado por el BCN. Mientras que las grandes empresas se contabilizan en 300, en el sector mipyme se registran más de 325 mil empresas.

“O sea que el tendido empresarial de Nicaragua y de la región descansa sobre la micro, pequeña y mediana empresa”, dijo Torres, quien además expuso que más del 40% del PIB y más del 38% de las exportaciones del país son generados por las micro, pequeñas y medianas empresas.

El turismo, que aglutina a una importante cantidad de microempresas en todo el país, es uno de los sectores más afectados por la violencia opositora.

“El turismo en Nicaragua que venía muy bien, veníamos, era el producto que más generaba aquí divisas, después inclusive mucho más que la carne, que el café y que el oro. Nosotros cerramos el año pasado con 840 millones de dólares en generación de divisas, veníamos alcanzando ya a la región del norte de Centroamérica, al sur un poco menos pero nos esperábamos 950 millones este año. Sin embargo, no va a ser esa la situación. Difícilmente vamos a alcanzar la cifra del año pasado, vamos a estar muy por debajo del año pasado, nosotros de forma optimista estamos hablando de 500 millones de dólares en el año, lo cual nos retrocede prácticamente unos 5 años y con una tendencia a caer, porque el turismo es una industria que lo que promueve es imagen, seguridad, Nicaragua era el país más seguro Latinoamérica, del continente y no lo decíamos nosotros sino las calificadoras. No es esa la situación de hoy”, expuso.

En ese sentido, el experto avizora que en el sector turismo el país ha retrocedido unos 30 años.

“Parece mentira que nosotros hayamos hecho eso por nuestro país con independencia del derecho que todos tenemos de la protesta cívica, no era para destruir la economía, porque al final del día somos todos los que vamos a sufrir. Al final del día el que tiene alguna reserva sale de Nicaragua o vive de la reserva, pero los pequeños productores, los pequeños empresarios no tienen reserva, viven al día a día, viven con su propio crédito, de su tarjeta de crédito, de su extra financiamiento, porque no son sujetos no líneas de crédito”, indicó.

Hasta la fecha se tienen un registro de unas 2 mil 500 microempresas que han cerrado provisionalmente y otras definitivamente; y una de las razones que ha llevado a esta situación ha sido la violencia y el paro forzado al que han sido sometidas las familias nicaragüenses.

“Al no poder movilizar tus materias primas, no poder movilizar tus productos y no poder movilizar la economía, prácticamente la economía empezó a detenerse”, precisó Torres.

En el sector turismo, del 100% de operatividad, apenas un 10% se mantiene operando con pésimos resultados. “La situación economía del país es sumamente difícil”, apuntó el dirigente gremial.

Se prevé un nuevo programa de ajuste con el FMI

El experto en economía también explicó que debido a la actual situación económica, se prevé una nuevo programa de ajuste con el FMI.

Ante esta previsión indicó que “Nos habíamos adaptado a no contar con un programa de ajuste del Fondo Monetario Internacional por mucho tiempo… (Ellos) eran asesores de nosotros, venían a asesorarnos, pero ahora vamos a tener que revisar con el Fondo algún plan de ajuste que nos ayude a estabilizar un poco” el aspecto económico.

En ese sentido recordó que años anteriores el FMI sugirió reformas a la seguridad social, que consistían en aumentar las cotizaciones a mil 500 semanas, ampliar la edad de jubilación a los 65 años, eliminar los programas del INSS; y reducir las exoneraciones y exenciones a las empresas privadas que significan unos mil millones de dólares al año.

“Va a ser una propuesta dura”, aseguró Torres.

Violencia es el principal problema a superar

La violencia es para Torres el principal problema que tiene que atenderse para alcanzar la paz y que la tranquilidad y normalidad se instalen de nuevo en el país.

“Que se detenga la violencia, venga de donde venga”, señaló Torres es la principal demanda de los micros, pequeños y medianos productores y empresarios.

Comentó que ante la ola de robo y muertes, la población y el sector privado están pidiendo seguridad.

“En la medida en que las cosas avancen, esta seguridad creo que debe instaurarse”, valoró.

Sector Mipyme ha hecho propuestas ajustadas a la realidad

Respecto al Diálogo Nacional, explicó que los micro, pequeños y medianos empresarios y productores están participando activamente en las conversaciones y han presentado propuestas ajustadas a la realidad.

“Hemos venido haciendo propuestas muy ajustadas a la realidad, hemos sido cautelosos en nuestras propuestas, nos preocupa la situación de inseguridad, nosotros estamos en la comisión de verificación y seguridad”, indicó.

No obstante, Torres relató que los principales acuerdos alcanzados en la Mesa de Diálogo Nacional, se dieron gracias a la presencia del nuevo nuncio apostólico de la Santa Sede en Nicaragua.

El mundo está diciendo: El diálogo es el mecanismo

Torres destacó la participación de especialistas de la CIDH, de la ONU y de la OEA, que brindarán acompañamiento al diálogo, particularmente a la Comisión de Verificación y Seguridad.

“El mundo está diciendo: El diálogo es el mecanismo. Pero hagámoslo con seriedad y realmente garanticemos la seguridad. Después se puede discutir lo que se quiera. Nosotros desde el sector privado de las pequeñas empresas hemos dicho discutamos, primero garanticemos la seguridad”, aseguró.

Sin embargo, Torres también señaló que los obispos que están ejerciendo la función de mediadores deben tener un patrón de conducta imparcial.

“Nosotros hemos confiado en la capacidad, hemos confiado en la sabiduría de la conferencia episcopal, en el sentido de que juegue su papel de mediador y testigo. Es importante la presencia del Nuncio cambió bastante el panorama, lo que se estaba dando antes era lamentable. La actuación de algunos obispos, se les hace sus observaciones en el sentido de que antes cuando estaban las cámaras algunos obispos llegaban a hacer algunas arengas, cuando llegó el Nuncio Apostólico desde el primer día como que hubo tranquilidad”, comentó.

Torres dijo que este lunes cuando se reinicie la Mesa de Diálogo con la presencia de los organismos internacionales, se debe mostrar la intención y voluntad de paz.

En ese sentido mencionó que: “Nosotros ahí vamos a estar porque nos interesa al país. Mucho torpedean nuestra participación ahí, hemos tenido problemas con gente que quieren vernos a nosotros con una posición sesgada. Nosotros hemos hablado siempre con la gran empresa, pero siempre la gran empresa ha querido utilizarnos”.

Demandan respeto para la OEA

Otro de los puntos abordados por Torres fueron las maniobras y críticas que la oposición hace respecto a la OEA. Ante esta situación el dirigente empresarial demandó respeto para el organismo y sus representantes.

“Hubo un señalamiento, hubo una propuesta hace algunas semanas que llegó a manos del secretario general de la OEA, donde prácticamente ya le hacían la propuesta de un nuevo gobierno o de un gobierno de transición. Eso ofendió a la OEA, de tal manera que escuchamos molesto al secretario general y usó unas frases muy duras pero que eran correctísimas, que no se iba a prestar a chanchadas”, recordó.

“Ellos tienen que aprender a respetar a estos organismos a como se les está permitiendo venir a estos organismo a Nicaragua. Han sido claro ellos, ninguna salida tiene que ser fuera de la constitución, tiene que ser constitucional”, remarcó.

Torres valoró que cambiar todo el sistema electoral lleva tiempo y hay que hacerlo, hay que correr, pero correr no significa atropellar.

Asimismo, criticó que ahora aparecen grupos y políticos con intereses de poder, cuando lo que le preocupa a la gente es el tema de seguridad y que las muertes se detengan.

“No se vale tener más muertes, no se vale destruir, porque destruir es fácil, y construir es sumamente difícil”, argumentó.

El pueblo se está dando cuenta, la gente se está dando cuenta que no se puede destruir. Tenemos que trabajar todos para garantizar la paz, la seguridad del país. Nosotros estaremos contribuyendo siempre y cuando veamos que las cosas caminan, que hay imparcialidad, que hay una discusión seria, que ya está la OEA actuando ahí, el gobierno está actuando con la OEA a como le corresponde como todo Estado, y que la OEA recomienda, sugiere”, agregó.

Torres también denunció que en la Mesa de Diálogo, en el sector de la oposición hay una politiquería extraordinaria, “lo que no pueden lograr por la vía de los votos lo quieren lograr por otra vía”.

Salario Mínimo

Por último, Torres recordó que en poco tiempo se tendrá que revisar el reajuste al salario mínimo.

“Yo aquí sí creo que el salario mínimo va a tener que aumentar algo, no creo que sea el 8% porque la pérdida del poder adquisitivo es violenta. Estamos hablando de dos dígitos, entonces tenemos que pensar con seriedad ese tema. Porque ahora la gente no puede hablar ni siquiera de aumento de salario, si lo que está garantizándose es el empleo. Por lo menos hay que proteger un poquito el salario mínimo, porque mucho de nuestro sector está en el salario mínimo, sobre todo la pequeña empresa. Es un tema que viene ahí pronto a discutirse”, manifestó.