El templo de la Magdalena, inaugurado hace 461 años, fue escenario del oficio religioso solidario en el que participaron parlamentarios, diplomáticos latinoamericanos y dirigentes de organizaciones sociales y políticas.

La interpretación de la famosa Misa Campesina nicaragüense estuvo a cargo del Coro de Egresados de San Marcos, encabezado como solista por la embajadora del país de Sandino en Perú, Marcela Pérez Silva, y culminó con pedidos, a viva voz, de paz y justicia para el país centroamericano.

El rito lo ofició el sacerdote peruano Wilberto Vera, junto a las banderas de Nicaragua y del Frente Sandinista de Liberación Nacional. El religioso pidió en la misa por lograr 'la tan anhelada paz' para el pueblo de Nicaragua, que enfrenta una ola de violencia que, según ha denunciado su gobierno, ha cobrado numerosas vidas y pretende derrocar al gobierno de Daniel Ortega.

Entre los asistentes destacaron el parlamentario Manuel Dammert, del progresista Movimiento Nuevo Perú, el exembajador de Perú en Cuba, Víctor Mayorga, el escritor José Luis Ayala y otras personalidades.

El templo donde se realizó la misa está ubicado en el distrito limeño de Pueblo Libre, muy cerca de la casa donde vivió el Libertador Simón Bolívar, cuyo nombre lleva la plaza principal del municipio.

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú

perú