Al celebrar la fiesta de San Juan Bautista, el Cardenal Leopoldo Brenes dijo que la persona de Juan ha sido admirada por él en su vocación y nacimiento. Agregó que también los feligreses también pueden pensar desde la persona de Juan el Bautista, “en primer lugar que significa nuestro propio nacimiento”, indicó.

A la celebración se unen las parroquias que están bajo la vocación de San Juan Bautista, las de Masaya, de San Juan de la Concepción, Masatepe y San Juan de Oriente y felicitamos a su feligresía, sus párrocos y los que llevan el nombre de Juan.

Cardenal Brenes: "No nos cansemos de orar por la Paz"

Señaló que hay muchas personas que tienen problemas en los embarazos y ha sido testigo de personas que le expresan el deseo de tener un hijo y le piden orar por ellos, “no tengo el poder de hacer esas cosas, pero sí he orado por esas familias, me ha llamado la atención que meses después me han dicho gracias, porque estoy embarazada y yo le digo no me dé gracias a mí, dele gracias al Señor, que escuchó nuestras súplicas, como padres y esposos y ahí metí mi cuchara para que el Señor escuchara”.

Juan1

“Dios nos sorprende porque va fuera de todos los cálculos humanos, está fuera de todos los sentimientos humanos, Él es así, Él es el Dios de la historia y Él va haciendo su historia, al final, al nacer Juan el Bautista, escoger el nombre que significa una identidad. Cada uno tienen una identidad”, manifestó.

El nombre y apellido da identidad y qué significa Juan, pues un don, una gracia, un regalo. El Cardenal dijo que hay que darle las gracias al Señor por habernos formado maravillosamente, el don de la vida, su presencia en medio de todos, cuando la esperanza se ha perdido ahí está la unción de Dios, destacando que a veces no se cumple según nuestros sentimientos y caprichos, sino según la voluntad y el deseo de Dios.

“Juan el Bautista aparece en un momento muy especial, como una nación, preparar el camino del Señor”, acotó.