De cara a continuar con su actividad comercial ante la situación que enfrenta el país, pequeños y micro panificadores de la capital, sostuvieron un encuentro con autoridades del Ministerio de Economía Familiar (MEFCC) con quienes replantearon las nuevas estrategias de comercialización y uso de la materia prima en los negocios.

Víctor Prado, propietario de panadería “Bocadito Dulce y salado”, refiere que afortunadamente los precios de la materia prima no han aumentado, sin embargo, la distribución de sus productos reporta una leve baja, tomando en cuenta que muchos de los negocios que antes abastecían, hoy han cerrado operaciones.

Junto al Mefcca nos hemos planteado nuevos mecanismos de trabajo, entre ellos, optimizar la materia prima, tratar de mantener los ritmos de trabajo y seguir con la misma calidad en el producto. En particular elaboramos repostería gourmet y aunque no estamos con la misma cantidad de clientela, siempre tratamos de no detenernos porque debemos trabajar para el sustento de nuestras familias y el pago de compromisos financieros”, refirió.

De igual manera, Milena Amador de la cooperativa de panificadoras “Mujeres en Acción”, refiere que ellas han adoptado con mayor énfasis la innovación de tal manera que la falta de algunos productos no les afecte su mecanismo de producción.

Ante las dificultades estamos tratando de avanzar, estamos innovando para mantener nuestro ritmo de producción, estamos elaborando nuestros productos tradicionales y estamos transformando la materia prima, en el caso del azúcar glass la estamos sustituyendo con otras, estamos elaborando mermeladas y de esa manera estamos siendo auto sostenibles”, dijo.

“Vamos a salir adelante y no vamos a dejar caer nuestro negocio porque nos ha constado mucho salir adelante y no estamos dispuestas a caer, esperamos en Dios que las cosas mejoren pronto para que las mujeres sigamos trabajando a como lo hemos venido haciendo”, subrayó.