Representantes de los sindicatos de trabajadores y del sector transporte que están presentes en el diálogo y conforman la Mesa de Seguridad y Paz, manifestaron que urge sentarse para darle la estabilidad al pueblo nicaragüense.

Luis Barbosa, dijo que como representante de los trabajadores en el diálogo nacional están en la mejor disposición como organización de encontrar una solución a la crisis.

"Cada vez que hemos pedido que se suspendan los tranques, creen que es una debilidad y más bien lo que sucede son otros actos de violencia en nuestro país, decimos violencia, pero podemos decir que son actos de terrorismo como el que vimos cuando asesinaron a un militante del Frente", dijo.

El pueblo ha estado esperando una respuesta porque son miles y miles los que se exponen a diario y están en la mejor disposición como representante de los trabajadores junto al sector transporte, por lo que urge establecer la comisión de verificación y seguridad para darle la paz a los nicaragüenses.

Luis Jiménez, del sector transporte y miembro de la Unidad por la Patria en el diálogo, indicó que como empresarios del transporte sus unidades y conductores han sido objeto de secuestros y extorsión.

Que den ejemplo de democracia

“Es lamentable oír de los labios de algunas personas, vamos a hablar del pecado y no del pecador, decir y criticar y hablar de dictadura cuando lo que están imponiendo una verdadera dictadura son ellos. Si tenés la razón por qué vas a secuestrar a un pueblo trabajador con tranques, si hay un sector que quiere apoyarlos y no quiere trabajar, perfecto, eso sería una democracia como la que están planteando algunos sectores, pero que abran los tranques”, manifestó Jiménez.

El dirigente de transporte ante los diversos hechos que atentan contra las personas es terrorismo y atentar contra la moral, es algo penado por la ley. Y se preguntó: “si eso es lo que están demostrando sin tener el poder, ¿cómo puede ser cuando estas personas pretendan obtener el poder?”.

Asimismo, indicó que si quieren ser representantes del pueblo que sean elegidos y ejercer la democracia comiencen por levantar los tranques y el que los quiera apoyar pacíficamente que no trabaje y que los apoye.

Por su parte, José Ángel Bermúdez, representante del sector de los trabajadores, se refirió que solo en la pequeña industria se han perdido 20 mil empleos y hasta marzo cotizaban cerca de un millón de trabajadores a abril se perdieron unos 100 mil cotizantes y una pérdida de renta cerca de 30 millones mensuales, sin incluir a trabajadores por cuenta propia que también han perdido sus ingresos para la familia.

Bermúdez argumentó que se debe terminar con la ola criminal y terminar para siempre con esa falsa idea que tratan de vender, de que el culpable de toda la ola de violencia es el gobierno.