El señor Luis Sevilla, llegó hasta la sede central del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), para denunciar las agresiones y robo del que fue víctima por delincuentes en horas de la mañana cuando se dirigía a su centro de labores como vigilante.

Contó que estos vándalos arrebataron su mochila, comida, bicicleta, celular y dinero a eso de las cinco de la mañana en los semáforos del mayoreo.

Estuve secuestrado alrededor de tres a cuatro horas por unos veinte a treinta sujetos que se identificaron como MRS. Yo les pedía que no me golpearan, que se llevaran todo, entonces me agarraron la bicicleta y me la desarmaron”.

No contentos con intimidar a este humilde trabajador, estos grupos delincuenciales protegidos por políticos y empresarios golpistas, lastimaron en la nuca a don Luis con un tubo y lo siguieron intimidando con arma hechiza.

Me pusieron un arma en la espalda, me rodearon, me dijeron que con orgullo que eran del MRS y que tenían órdenes de maltratar al pueblo”.

“Les dije que no me golpearan y que se llevaran todo, porque tengo mis hijas y mis nietas; tras ese momento tan horrible me fui así a mi objetivo de trabajo”.