A pesar del anunciado paro golpista por la empresa privada para este jueves, los trabajadores por cuenta propia de los mercados Israel Lewites y Oriental, mantienen con normalidad sus actividades, logrando así derribar los intentos desestabilizadores de quienes han antepuesto sus intereses económicos por encima de los del pueblo.

Los vendedores de frutas, verduras, mariscos y granos básicos, destacan que el trabajo de ellos no depende de la empresa privada, sino del trabajo que a diario realizan, razón que los motiva a no dejar de trabajar.

Nosotros no nos detenemos porque la gente necesita comer y nosotros también, aquí mantenemos los precios de los mariscos, tenemos bastante producto y estamos con mucho entusiasmo recibiendo al pueblo”, refirió Petrona Sánchez.

Tenemos buen abastecimiento de mariscos, los precios no han variado y aquí estamos trabajando dignamente y ayudándonos entre hermanos, porque nosotros necesitamos del pueblo y el pueblo de nosotros los comerciantes, aquí están los mejores precios para las familias”, dijo Henry Campos.

El sector cuenta propia manifiesta no estar representados por los empresarios, quienes han impulsado el paro, mismo que hoy ha quedado desacreditado por el mismo pueblo y los trabajadores.

Todos tenemos necesidad de trabajar, tenemos que darle de comer a nuestros hijos, pagar nuestras deudas. Yo considero que los que hoy no abrieron sus negocios y están en los tranques, son gente vaga, sin obligaciones. Nosotros instamos al pueblo a que vengan porque mantenemos los precios”, manifestó Dina Carballo.

“Nosotros los pobres tenemos que buscar el pan de cada día, aunque la empresa privada diga que hay paro, a nosotros no nos interesa porque si no trabajamos no comemos. A los mercados vienen los más pobres y nosotros no podemos cerrar”, destacó Santos Hernández.

Población

La población asegura que la actividad comercial no se ha detenido, razón por la que acudieron a los mercados a realizar sus acostumbradas compras semanales, destacando que en dichos sitios los precios son más accesibles y los productos son más frescos.

"Todos estamos con normalidad, haciendo nuestras compras, llevando nuestras libritas de pollo, huevo y queso. El tal paro a nosotros no nos afecta porque no le trabajamos a ninguna empresa, nosotros sino trabajamos no comemos así que más bien yo les digo a esos del Cosep, que dejen de meter en miedo al pueblo", afirmó Nubia Flores.

Todos estamos en tranquilidad, el pueblo no se detiene porque tenemos que luchar por nuestras familias, además esos que impulsaron el paro, son un montón de vagos apañados por los empresarios politiqueros. El rico sigue teniendo dinero, el pobre tiene que trabajar para salir adelante”, manifestó Wilber García.