Las más de 800 unidades de transporte urbano colectivo de Managua, trabajarán de manera normal este jueves, día que la cúpula empresarial ha llamado a un paro que es rechazado por la inmensa mayoría de micro, pequeños y medianos empresarios y otros sectores económicos del país.

Los dirigentes de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo de Managua (URECOTRACO) y la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Independiente (URECOTRAIN) confirmaron que estarán brindando el servicio ante la petición hecha por los trabajadores de los mercados, zonas francas, las micro, pequeñas y medianas empresas y otros sectores que han rechazado el paro de los grandes empresarios.

Llamaron a los sectores que han causado violencia y caos en diversas partes del país, a no afectar las unidades de transporte que pertenecen al pueblo.

"Si van hacer protesta que lo hagan de manera pacífica, les pedimos que no hagan daños a los buses, que dejen trabajar a las personas que si lo quieren hacer. Todos los trabajadores que usan nuestro transporte ganan poco, no pueden pagar taxi para trasladarse a sus diferentes lugares de trabajo", dijo Miguel Álvarez, dirigente de URECOTRACO.

Como sector unido pidieron el cese de la violencia, el regreso de la paz y la tranquilidad, para que el país pueda seguir en el desarrollo que venía dándose desde abril pasado, cuando iniciaron las protestas violentas de la derecha.

“Estamos apelando que las protestas se mantengan pacíficamente, tratemos de no dañar las unidades, en ese sentido queremos recordarle que ya llevamos sobre dos meses de prestarle este servicio con mucho esfuerzo, estamos tratando de honrar nuestras deudas ya que tenemos compromiso con los bancos”, agregó Álvarez.

Danilo Sánchez, dirigente del transporte colectivo, también pidió el cese de la violencia “porque nosotros le servimos a la población, este es un servicio público y si van hacer sus tranques que lo hagan en sana paz, le pedimos a los obispos que llamen a la paz y tranquilidad en este país”.

Recordó que desde hace 11 años la tarifa del transporte público de Managua tiene un valor de 2.50 córdobas, gracias a la voluntad del Gobierno Sandinista de proteger al trabajador de todos los sectores.