Pequeños negocios, taxistas y trabajadores estatales rechazaron este miércoles el paro de 24 horas que llamó la derecha golpista y coincidieron en la necesidad de reiniciar el Diálogo Nacional.

Señoras que desde horas tempranas preparaban almuerzos para muchos trabajadores dijeron que ellas no paralizaran sus pequeños emprendimientos. "Si no trabajamos, no comemos y el COSEP no me va a dar de comer", dijo doña Yamileth Mendieta.

Yamileth añadió que “en Nicaragua no se puede hacer paro de labores porque la economía se vendría abajo y la miseria afectaría al pueblo, lo que deben hacer es quitar los tranques y continuar con el Diálogo Nacional”.

Danilo quien labora en una comidería dijo que él tiene que trabajar al tiempo que preguntó: “¿Quién nos va a mantener, porque los que están promoviendo paros tienen reales y a cualquier hora se pueden ir del país?”.

Julia More, quien vende comida en las afueras de SERVIGOB, dijo que ella mañana va a trabajar normal.

“Cuando uno tiene fe, la fe se mueve, yo confío en el Señor y vamos a trabajar normalmente”.

Dijo que ella ha visto cómo el Comandante Presidente Daniel Ortega “ha hecho muchas cosas buenas a la gente pobre”.

Varios taxistas en las afueras del SERVIGOB coincidieron que si no trabajan no tienen con que llevar el dinero para alimentar a sus hijos y esposas.

Anibal Bayardo Funes, trabajador de una institución estatal dijo: “Todos necesitamos trabajar para comer y como padre de familia tengo la responsabilidad de llevarle los alimentos a mis hijos”.

Lenin Cuadra, también trabajador del Estado, afirmó: “Lo que primero Dios manda es que todos seamos trabajadores para llevar el sustento diario a nuestra casa y por lo consiguiente no estoy de acuerdo en ese paro, si ellos quieren hacer sus cocas pues que la hagan, pero que no nos afecten a los que si queremos trabajar”.

paro

paro