Los miembros de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz emitieron un pronunciamiento en el que hacen un llamado urgente a detener los actos delincuenciales y de terrorismo que están cometiendo grupos que desean que en Nicaragua se aumente la espiral de violencia.

Igualmente llaman a todos los sectores a abocarse al Diálogo Nacional como única alternativa de solución de cualquier diferendo.

La comisión de la Verdad, Justicia y Paz, lamenta y condena enérgicamente los hechos de violencia que han ocasionado dolor a las familias, por las muertes y heridos que resultaron en diferentes puntos del territorio nacional, causando, además, destrucción, inestabilidad social e inseguridad ciudadana”, reza el pronunciamiento de esta institución.

En el mismo, mostraron su preocupación de la existencia de grupos violentos que actúan al margen de la ley, la buena voluntad de muchos y contrario al espíritu de justicia, paz y democracia del Diálogo Nacional.

En el comunicado expresan que la única solución es el Diálogo Nacional que está promoviendo diversos sectores del país, con la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Insistimos que la única vía de solución es el Diálogo Nacional y hacemos un llamado a la prudencia, la tolerancia, el camino del orden, el equilibrio social y la defensa de los derechos humanos de los nicaragüenses”, señala el pronunciamiento.

Cairo Amador, miembro de la Comisión, certificó que se están averiguando supuestas personas desaparecidas y en el caso de los detenidos, que no existen en la Policía hasta el día del miércoles de esta semana.

Indicó que la conformación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la OEA, vendrá a robustecer el proceso de investigación que lleve a la verdad sobre esta situación de crisis que enfrenta el país.

Grupos minoritarios azuzan violencia

Recibimos con mucho beneplácito la venida de esta gente, quiero recordarles que nosotros el día 7 de mayo invitamos a la Comisión Internacional de Derechos Humanos a venir al país, el 8 de mayo invitamos al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas”, afirmó Amador.

El comisionado aseguró que el  terror es promovido por  grupos minoritarios que desean instaurar como algo constante esta violencia y que es rechazada por la mayoría de nicaragüenses. Reconoció que entre la oposición al gobierno hay grupos que andan armados y muestra de ellos, es que hay policías y militantes del FSLN asesinados y lesionados.

Aquí ha ocurrido lo que la imaginación pueda acaparar, en Masaya por ejemplo se ha dicho que son personas de la Juventud Sandinista los que han hecho todo el desastre, me parece no ajustado a la verdad, la destrucción de los centros comerciales, los mercados, la destrucción de las alcaldías o sedes ministeriales, no creo que sea el resultado de un auto-ataque de parte de gente del gobierno”, señaló Amador.

El padre Francisco Molina Oliú aseguró que la comisión está trabajando de manera independiente, porque desea que el pueblo de Nicaragua, conozca la verdad sobre todos los actos de violencia ocurrido desde el 18 de abril.

Incitadores de violencia desde redes sociales

Los integrantes de la Comisión han señalado que al inició de los hechos fue una protesta espontánea, pero en este proceso que lleva más de 40 días, se han unido actores que han instigado al odio, la desobediencia civil y al terrorismo, lo que constituye delitos.

Amador reconoció el esfuerzo hecho por el gobierno para detener esta situación, el llamado al diálogo, invitó a la CIDH y acordó con la OEA la conformación de la GIEI.

El doctor Jaime López Lowery llamó a estos grupos delincuenciales a parar la violencia, porque se está causando dolor y división entre las familias, y en la medida que se radicalicen los hechos, se tendrá un horizonte lejano para reparar y sanar estas heridas causada por estos actos demenciales.

 Dijo que los muertos que ha traído esta violencia también se contabilizan en militantes sandinistas, cuyas madres están llorando a sus hijos y familiares.

Hay madres que están llorando a sus hijos y para ellas ya no importa de qué partido político o expresión política sea, la que sea, esas madres están llorando, tenemos que hacer un llamado al cese de la violencia y para eso necesitamos de todos los nicaragüenses”, comentó López Lowery.

La conferencia finalizó cuando Amador instó a las partes a retomar el diálogo como mecanismo que ayude a la pacificación. Igual consideran que las soluciones deben girar en torno a la legalidad y constitucionalidad.

“Lo que se debe evitar acá es la inmediatez, la solución tiene que tener cauces constitucionales y debe ser compartida por las partes y por la población, lo que se ha venido trabajando con la OEA es parte de la solución”, puntualizó Amador.