La quema de la sede del Juzgado de la Familia en Masaya, viene a vulnerar y retrasar la restitución de los derechos de los niños y niñas del citado departamento.

La doctora Johana Floras, Directora General de Adopciones del Ministerio de la Familia, lamentó y rechazó los actos terroristas cometidos contra las oficinas antes descritas, lo que viene a afectar todos los procesos judiciales a favor de las familias, niñez y adolescencia que estos juzgados estaban procesando.

"La quema de los Juzgados de la Familia viene a afectar a muchos niños y adolescentes, cuyos procesos estaban siendo ventilados y estamos hablando de juicios de cuido y crianza, de pensiones alimenticias, de investigación de paternidad y en el caso específico de la Dirección de Adopción que represento, estamos con procesos de total desamparo, de tutela y adopciones que todos van encaminados a restituirles el derecho a nuestros niños a tener una familia y a cumplirle todo lo que está consagrado en la Convención del Niño, en el Código de la Niñez y Adolescencia", señaló Flores.

Ahora todos los procesos tienen que iniciar desde cero y eso implica que las madres o persona demandantes tienen que volver a realizar sus trámites para dar continuidad a cada juicio y garantizar el interés superior de los niños.

Afirmó que todos los expedientes fueron destruidos por el incendio y ahora se necesita reconstruirlos.

Los juzgados de la familia en Masaya estarán brindando atención en los próximos días. Se estará informando al respecto su reapertura.

Flores detalló que en promedio cada juzgado de la familia se tramita 100 juicios.

"Es importante la función de un juzgado de la familia que fueron creados en el 2015 con la visión de darle la importancia a la reivindicación de los derechos de los niños, porque antes estos procesos se ventilaban como un juicio común en los juzgados civiles y ahora el Código de la Familia viene a darle esa importancia de que deben ser priorizados, que deben ser expeditos para restituirles los derechos a la mayor brevedad posible, por ejemplo un niño no puede esperar dos años por una pensión alimenticia, tiene que resolverse lo más pronto posible porque un niño tiene que comer, vestirse y educarse", explicó la experta.

Pidió a los sectores que siembran el caos y la violencia, a cesar esa actitud de aterrorizar a las familias, porque no solamente se daña un edificio o un negocio, se daña a toda una sociedad que desea la paz.