Poder vivir y trabajar en paz es la opinión de diversos sectores de la capital, quienes producto de la desestabilización y la zozobra creada por los vándalos de la derecha han visto obstruidas sus actividades cotidianas, comerciales y laborales.

La población, cansada de tanto asedio, está condenando las acciones vandálicas porque obstruyen el desarrollo del país y generan problemas para los trabajadores que a diario tienen que luchar por llevar el alimento a sus hogares.

encuesta

“Las ventas se han bajado bastante en este mes, la gente siente temor de salir a las calles por culpa de esa gente que anda armada en las calles robando y maltratando al pueblo. Yo pido que la paz regrese a nuestro país, porque queremos salir adelante. Todo iba bien, pero en un mes hemos retrocedido y eso me llena de tristeza”, refirió Victoria González.

Asimismo, los vendedores ambulantes, como don Guillermo Méndez, refieren que la prioridad del pueblo debe ser la paz, la cual hay que construirla a diario, en los barrios, en las familias.

encuesta

Esta situación de violencia no debe seguirse repitiendo en el país, todos somos los afectados porque nos cuesta viajar debido a los tranques, la violencia en las calles nos pone nerviosos y la economía va decayendo. Aquí todos estábamos trabajando muy bien, la gente adquiría los productos que vendemos, pero ahora hasta las ventas están malas y es por eso que pedimos la paz y la tranquilidad”, dijo.

Para la población, el diálogo es la mejor alternativa para resolver la situación y restablecer la tranquilidad, avanzar a como se venía haciendo hace unos días y sobre todo garantizar el bienestar.

encuesta

“Hemos pasado días duros, los tranques nos han limitado trabajar, los productos estamos comprándolos más caros y por eso pedimos a esa gente violenta que piense en el pueblo y nos dejen vivir en paz. Nosotros estamos confiando en Dios y en el diálogo y estamos seguros que vamos a obtener una respuesta positiva”, expresó Rosario Miranda.

“Yo viajo desde Carazo para vender mis aguacates y limones, yo me he visto afectada por los tranques, he perdido mucha cosecha y es una gran afectación económica porque nosotros vivimos de lo que vendemos a diario, a los empresarios no les importa esta situación porque son adinerados, pero nosotros estamos fregados. Espero que el diálogo resuelva esta situación porque ya estamos cansados”, subrayó Raquel Castillo.

encuesta

encuesta