El propietario de Pollos Caldera, Juan Caldera denunció este domingo ante la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presente en el país, las agresiones y saqueos cometidas contra sus establecimientos en el mercado oriental y Masaya por grupo vandálicos de la derecha que se autodenominan pacifistas.

También puso en conocimiento de los miembros de la misión la violación a los derechos de libre circulación e incluso a la vida, debido a los tranques violentos en distintos puntos del país.

"El día 20 de abril fuimos saqueados por estos grupos delincuenciales que andan en altas horas de la noche y que a las 10:30 fuimos saqueados, aquí en la radial Santo Domingo. El día 20 de abril y el día 12 de mayo fuimos saqueados en nuestra única sucursal ubicada en la ciudad de Masaya", afirmó.

Caldera señaló que debido a estos ataques ha sufrido pérdidas económicas por el orden de los 36 mil dólares.

Al mismo tiempo denunció que en la sucursal cercana a la iglesia San Juan, en León, fueron dañadas las instalaciones "por los marchistas pacifistas entre comillas que pasaron por ahí".

"Agredieron la sucursal y jodieron uno de los vehículos que tenemos ahí parqueados", relató.

Caldera añadió que debido a los tranques en la región central y en Bluefields, no han logrado ingresar mercadería.

"Yo quiero que cesen los saqueos, que cesen los tranques en la carretera y que si tienen que arreglar un asunto político que lo arreglen por la vía democrática, que esperen sus elecciones y si tienen un candidato que lo enfrenten al presidente actual y que ahí a través de votos se decida quién va a ser el próximo presidente", comentó.

El empresario dijo que espera que la CIDH actúe de manera imparcial y condene los actos vandálicos que no considera como protestas cívicas.