Un Boeing 737 de Cubana de Avión se ha estrellado cuando despegaba del aeropuerto José Martí de La Habana, con 113 pasajeros y miembros de la tripulación en su interior. El vuelo comercial, arrendado a la compañía Damojh (una pequeña aerolínea mexicana que podría haber alquilado la nave) y contripulación extranjera, se dirigía hacia la ciudad oriental de Holguín.

Los primeros reportes de medio locales adelantan que los bomberos intervienen para apagar el incendio ocasionado. El fuego desatado por la aeronave, que ha caído sobre un área de cultivos agrícolas entre Boyeros y Santiago de las Vegas, se puede contemplar desde la terminal aérea. La directora de Transporte Aéreo de Cuba, Mercedes Vázquez, citada por la agencia estatal Prensa Latina, ha confirmado esta información.

Medios locales destacan que al lugar de la tragedia se ha desplazado Miguel Díaz-Canel, nuevo presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros en sustitución de Raúl Castro. "Parece que hay un alto número de víctimas", adelantó el primer mandatario a France Presse.

Tres pasajeros han sido hospitalizados en estado crítico, informa el diario oficial Granma.

La embajada mexicana en La Habana ha activado los protocolos de emergencia.