El maestro José Alfredo Urroz falleció la madrugada de este miércoles luego que durante la tarde del martes recibiera un disparo en la cabeza durante los actos vandálicos encabezados por grupos de la derecha en la ciudad de Matagalpa.

El maestro falleció en el Hospital Antonio Lenin Fonseca, luego de haber ingresado a ese centro hospitalario tras un extenso viaje desde Matagalpa en donde en dos ocasiones a la ambulancia le fue impedido el pase en los tranques.

Edwin Urroz, hermano del maestro asesinado, expresó que el debido a ese atraso las probabilidades de vida de su ser querido fueron menores.

Narró que su hermano salió en ambulancia desde Matagalpa pasadas las 5:00 de la tarde, pero que tuvieron que dirigirse a Jinotega para salir por El Guayacán debido a que en el tranque de Matagalpa no les permitieron salir directo hacia Managua. Una vez hubieron salido por El Guayacán tuvieron que soportar una requisa en Las Maderas para finalmente llegar pasadas las 10:00 de la noche al Hospital Antonio Lenín Fonseca.

“Él venía con signos vitales. En Managua lo iban a operar, lo que nos atrasó fueron los tranques que había en Matagalpa”, indicó.

“En Matagalpa todas las calles están cerradas”, lamentó.

Explicó que el maestro José Alfredo venía de su trabajo cuando desgraciadamente una bala le impactó en la cabeza.

Llegó en estado muy grave

Los médicos aseguran que efectivamente el maestro ingresó en estado de gravedad al hospital.

Subrayaron que el estado era reservado pues tenía un impacto de bala con entrada en el nivel frontal y orificio de salida en la región occipital.

“Su pronóstico era reservado”, destacan, subrayando que el cerebro estaba inflamado y con mucho daño, hasta que finalmente sufrió un infarto.

Hay que buscar la paz

Para Edwin Urroz la muerte de su hermano es un ejemplo más de que hay que buscar la paz en Nicaragua.

“Primero hay que buscar la paz, esa (la violencia) no es la manera de buscar la paz, generar violencia”, afirmó.