Alrededor de 17 jóvenes originarios de Jinotega fueron capturados por la Policía Nacional y entregados a sus padres luego que se les encontrara en posesión de huleras, bombas molotov, bates con púas, entre otras armas de fabricación casera.

Los chavalos fueron capturados a la salida norte de Jinotega. El Jefe de la Policía de Jinotega llamó a los padres de familia y al Obispo Carlos Enrique Herrera para entregárselos y mostrarles lo que portaban sus hijos.

armas1

armas1