Transportistas de los sectores colectivo y selectivo de Managua, hicieron este lunes un llamado a la Conferencia Episcopal para que dé inicio al diálogo lo más pronto posible, para buscar una salida a la situación que se vive Nicaragua.

El representante del sector del transporte selectivo de la capital, Allan Vargas, solicitó a los Obispos, que llamen lo más pronto posible al diálogo, y fijen fecha y hora para dar inicio al mismo.

“Como Cristianos y evangélicos que somos, le pedimos a la Conferencia Episcopal que ya es hora que se active el dialogo. Entendemos que son ellos ya los que tienen la decisión en sus manos”, expresó.

Refirió que hasta donde tienen conocimiento los transportistas, ya el Cosep, los jóvenes, el Gobierno y todas las personas involucradas han indicado que ya están listos para el diálogo.

“Desde el día de ayer el Gobierno ya va cumpliendo con todas las solicitudes, y no hay ningún inconveniente. Es necesario que la Conferencia Episcopal llame a la Paz, al diálogo, y la reconciliación”, sostuvo.

Indicó que confían en la madurez y la sensatez de los señores Obispos, porque es hora ya que se inicie este diálogo.

“Señores Obispos estamos este pueblo nicaragüense esperando que ustedes llamen al diálogo ya. Esperamos que el día de hoy se inicie ese diálogo, porque ya todas las partes están listas”, reiteró.

También hizo un llamado a todos los compañeros transportistas que están ejerciendo protestas en las calles, para que permitan la circulación de las familias nicaragüenses y los demás taxistas que andan laborando.

“Como organizaciones serias de transporte colectivo y selectivo, queremos pedir disculpas por las acciones de estos compañeros que están afectando a nuestros usuarios”, manifestó.

Refirió que el sector selectivo organizado en cooperativas, uniones, federaciones y centrales, jamás ha actuado así.

“Todos tenemos derecho a protestar, reclamar y expresar aquellas inconformidades que tengamos, pero ese derecho no tiene que limitar ni entorpecer el derecho a la libre circulación”, sostuvo.

El transportista Juan Carlos Soza, explicó que estos compañeros que protestan, están impidiendo la circulación del transporte interurbano y del transporte de carga, principalmente aquellos que traen los perecederos y granos básicos a Managua.

“Si es una protesta por el alza de los combustibles, ¿por qué están queriendo asfixiar y ahogar a los nicaragüenses?. No podemos concebir qué es lo que está pasando. Solamente podemos ver que hay una mano oscura, tenebrosa que está con las fuerzas del odio, del mal, que está queriendo perjudicar a nuestra nación”, expresó.

El representante de la Cooperativa de Transporte Parrales Vallejos, Juan Reyes Chévez, detalló que esta organización registra más de 30 unidades de buses dañados por estos vándalos.

cooperativas

cooperativas

cooperativas