El amor a Nicaragua y la paz en las familias fue por lo que clamaron los capitalinos que la tarde de este sábado se dieron cita en la Rotonda la Virgen durante la jornada de oración que de manera continua se realiza a nivel nacional y que ha permitido restablecer la calma en los hogares.

Rotonda1

María Auxiluadora Perez, afirmó el mal no puede estar por encima del bien y por ello el motivo de sus oraciones.

"El gobierno sandinista se ha caracterizado por hacer el bien y trabajar por los más pobres y eso es lo que molesta a la oligarquía. Nos hemos sometido a una jornada de oración para que Nicaragua vuelva a ser un pais de paz, en el que todos nos miremos como hermanos. Dios escucha el clamor de los justos y por eso somos un pais bendecido y así vamos a continuar", expresó.

Así mismo, se realizó un festival cultural en el cual se reafirmó el nacionalismo de un pueblo valiente, aguerrido y trabajador.

Estamos haciendo presencia en este lugar, cobijados con la presencia de la Virgen María. Nosotros como pobladores de Managua queremos la paz, la cual hemos tenido en los últimos años y no vamos a permitir que un grupo de vándalos irrumpan la tranquilidad de nuestras familias, queremos seguir construyendo nuestra patria en armonía”, manifestó.

Elizabeth Rugama, junto a sus dos hijos, se pronunció en favor de la paz y el diálogo, y declaró grandes bendiciones para los nicaragüenses, quienes se han caracterizado por ser un pueblo creyente.

Los resultados de la paz los hemos visto claramente en nuestro país, por eso estamos como pueblo unidos en oración y en hermandad, para que nuestras futuras generaciones crezcan en un país hermoso, justo e igualitario. No queremos ver a una juventud destruida, sino entregada de lleno en los estudios y en el deporte”, recalcó.

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1