El guía espiritual, Monseñor Bismarck Carballo y el cura párroco de la Iglesia La Merced, en Larreynaga, Padre Antonio Castro, abogaron este jueves por la paz, el diálogo y la mediación frente a las distintas realidades que atraviesa Nicaragua.

Monseñor Carballo destacó las palabras del Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, al indicar que la iniciativa de este diálogo ha sido colegiada por todos los Obispos de la Conferencia Episcopal.

“Lo que puedo hacer es orar, apoyar y pedirle a los sectores que tratemos de buscar las luces del Espíritu Santo para encontrar un camino de diálogo. No podemos a la luz del Evangelio estar alimentando confrontaciones y violencia”, expresó.

El religioso manifestó que es necesario entender que el Evangelio nos invita a recorrer un camino de Reconciliación.

“El Papa Francisco en concreto ha invitado a que los cristianos seamos valientes en tomar el camino de la paz y el diálogo; y no hay otra fuente más que el Evangelio de Jesucristo”, sostuvo.

La invitación al diálogo está hecha

El líder católico, indicó que hay que comenzar a dialogar y en este sentido la invitación ya está hecha.

La importancia aquí es vernos cara a cara con todos los actores políticos y sociales y tratar de buscar un camino, una alternativa frente a la realidad que estamos viviendo”, refirió.

padre-toñito-castro

Por su parte, el Padre Antonio Castro, valoró la mediación de la Conferencia Episcopal, como garante frente a este diálogo, como un paso positivo.

“El hecho que el Gobierno y las otras instancias acepten esa mediación, siendo garantes, es otro paso”, explicó.

Además, comentó que otro paso importante es el que cada instancia que va a participar en este diálogo, ponga sobre la mesa sus quejas, demandas y soluciones posibles.

“Juntos, con un carácter constructivo, podemos llevar adelante este diálogo y llegar a conclusiones y acuerdos de consenso”, indicó.

Destacan mediación de la Iglesia

El líder religioso, al referirse sobre esta importante mediación de la Iglesia y los distintos actores sociales y políticos, manifestó que se busca dialogar, consensuar, compartir y no negociar.

“En el desarrollo de este diálogo podemos ir viendo claridad, o podemos ir viendo nubarrones; pero eso va a depender de la actitud que cada parte ponga. Si es una actitud constructiva, se va a terminar exitosamente”, valoró.

El padre Castro, expresó que es vital pedirle a Dios con la oración por este Diálogo por la Paz, por este Diálogo por Nicaragua.

“He visto que en muchos lugares se está orando, y hay que hacer esa oración que sea de compromiso, de cambio, de actitudes. Hace falta esa actitud de ser Constructores de Paz”, concluyó.