Los colegios públicos continúan desarrollando  sus clases con normalidad, en Managua y los departamentos del país.

El colegio Clementina Cabezas, del distrito tres de Managua, abrió sus puertas desde las seis de la mañana y poco a poco fueron llegando las madres y padres con sus hijos.

En el colegio público Chiquilistagua, el ambiente es el mismo, los niños y niñas reciben clases en un ambiente de paz y tranquilidad.

Los maestros destacan la importancia de mandar a los estudiantes a clases, al volver la normalidad estos niños y niñas deben seguir aprendiendo para realizar sus exámenes.

Los padres apoyan al colegio para garantizar la preparación y el complemento de la merienda escolar.

Unos 724 niños son favorecidos con este programa en preescolar y primaria regular.

En Chiquilistagüa, la señora Angelina Córdoba, indicó que: "Aquí está todo normal y como aquí estamos en zona semi rural la calma vino rápido y nuestros hijos ya están estudiando a como debe ser".

Los estudiantes expresaron su entusiasmo al poder recibir nuevamente clases.

"Gracias a Dios en el colegio está todo bien, los chicos hemos vuelto a estudiar, labores cotidianas, siempre apelando por esa paz en Nicaragua, continuamos con los exámenes y mis calificaciones van bien", dijo la niña Milagros Benedith Calero.